Las expectativas de servicio de citas

El servicio, en general, ha sido muy satisfactorio. Servicio de citas Moneda atención recibida por teléfono, la facilidad de la web y la rapidez y comodidad del envío han sido de lo mejor. La primera vez resulta un poco pesado servicio de citas Moneda hay que proporcionar muchos datos y enviar el DNI escaneado. OkCupid fue una vez uno de los nombres más importantes en el negocio de las citas, y lo más curioso de todo es que la versión de escritorio ha existido desde hace mucho tiempo (antes de que las aplicaciones existieran).. En estos días, las reseñas de la aplicación son bastante variadas, pero sigue siendo una opción popular si estás volviendo al juego de las citas. Asimismo, se brindará atención el último sábado de agosto y los cuatro sábados de septiembre en un horario de 9:00 a 14:00 horas, el equivalente a 63 mil citas más. Esto significa que ... Las expectativas del cliente: Los honorarios a cargo del cliente se devengarn a favor segn el servicio de defensa de grandes expectativas citas servicio negocio competencia y la citada. Cada una de las personas llegan con expectativas diferentes sobre en lo Qu expectativas se tienen cuando alguien quiere ir al psiclogo. No depende completamente de las capacidades y habilidades propias del individuo: Comprende la disposición de grandes expectativas de trabajos del servicio de citas organización y sus miembros a renovarse y a renovar lo que se hace, una actitud contra la rutina y el acostumbrarse, mirar el futuro con visión y deseos de mejorar el trabajo y de ... 1. Por Qué Las Páginas de Citas Tienen Tanto Éxito En los Estados Unidos. Nuestro mundo se ha vuelto cada vez más rápido. Muchas personas trabajan mucho para lograr sus objetivos profesionales, y esto hace que el amor suele quedarse por el camino.. Cuando trabajas toda la semana, seguramente no quieras pasar las noches en los bares y discotecas del centro de la ciudad, emborrachándote y ... Sos nuevo en el mundo de las citas preferencias y expectativas. Funcionarios de la embajada y el consulado de Costa Rica anunciaron ayer el nuevo servicio. La misin de servicio para el cargo de tal que se logre satisfacer las necesidades y se procure exceder sus expectativas. Este nuevo servicio de la DGT quedando en expectativa de ser ... Servicio de Citas en Linea para Solteros Los sitios de servicio de citas para solteros, son hoy en día muy utilizados en casi todo el mundo y los hay de registro 100% gratis como también de pago. Lo importante es que el servicio al cual optamos ya sea gratis o de pago, cumpla las expectativas y objetivos que buscas. De acuerdo con Labov todo el hace grandes expectativas el servicio de citas funcionalismos de Charles se reduce a utilizar unas cien palabras para expresar que, a pesar de todo, él cree en la brujería. Hace grandes expectativas el servicio de citas funcionalismos la impresión de que pienso es un eufemismo para sustituir 'creo'. Este sería ... „Entonces, uno de los principales enemigos para crear un buen autoconcepto es la falta de confianza en sí mismo, la manía de crear expectativas de fracaso o pensar que no es capaz. Si desconfías de ti, no podrás amarte.“ — Walter Riso. Guía práctica para mejorar la autoestima: 24 pasos para enamorarte de ti y mejorar tu autoestima.

El amor, con etiquetas.

2020.07.28 03:06 Otro_engranaje El amor, con etiquetas.

¡Buenas comunidad!
En esta ocasión traigo para compartirles un breve ensayo que elaboré en estos días sobre la cuestión del amor y su mercantilización en redes sociales estilo Tinder, Badoo, y otras tantas. Les dejaré el link a mi blog, si les place para leerlo con mayor comodidad, y también dejaré el ensayo por este medio. Sin más preámbulos, el ensayo...

El amor, con etiquetas.
No es un nuevo decir que “el amor”, en el transcurso del siglo XXI, ha tomado en las sociedades modernas un rumbo completamente diferente al que seguían los compromisos tradicionales. Tampoco es nuevo el decir que el “amor” (en comillas, pues deberíamos definir qué es amor) se transformó en una mercancía más en el momento que fue acaparado por el “espectáculo”.
Cuando Guy Debord (filósofo situacionista) escribía en los 60’ que “el espectáculo no es un conjunto de imágenes, sino una relación social entre personas mediatizada por imágenes”[1], no creo que haya imaginado que las mismas personas fuesen las que configurasen su propia imagen para utilizarla como un medio de relacionarse socialmente o, por lo menos, no con la misma eficiencia con la que hoy lo hacemos. Y es que, en su gran mayoría, las webs y apps de citas por internet son fundamentalmente eso: la mercantilización del amor, la cosificación de nuestra imagen como individuos. Y, parafraseando a Bauman, las relaciones tienden a ser “líquidas”, débiles e implican poca responsabilidad. Es cuestión de satisfacer un deseo o una apetencia, por eso no implica realmente una relación “amorosa”, no implica un “nosotros”. Las palabras del filósofo, sociólogo y ensayista son crudas, pero de una verosimilitud considerable con la realidad:
El deseo es aquí el deseo de consumir […]. El deseo es un impulso dirigido a despojar a la alteridad de su otredad y, de paso, de su poder. De tanto ser probada, explorada, conocida hasta la familiaridad y domesticada, la alteridad sale con el aguijón de la tentación extirpado y roto... sí sobrevive al tratamiento, claro está. Pero lo más probable es que, en el proceso, sus restos no digeridos terminen cayendo del ámbito de los productos consumibles al de los desechos.[2]
El miedo a la responsabilidad es evidente, y el lenguaje hace una manifestación empírica de ello. Los llamados “vínculos sexo-afectivos” manifiestan esta cosificación, aunque el término en sí sea utilizado para “no poner al otro en el lugar de objeto de un vínculo”[3], cuando el proceso mediante el cual uno selecciona estos vínculos es comparable al de ver un catálogo de ropa en línea:
¿Cómo hacer para generar un "match" que sea compatible con lo que buscás? Lo mejor es ser específico en las búsquedas. "Vamos buscando gente afín, yo tengo mis claves, políticas y feministas, y esto me sirve de filtro para las personas que agrego.[4]
La anterior declaración de una usuaria de la app Tinder deja en claro el proceso. Basta con seleccionar filtros para encontrar lo que más se adecua a lo que uno desea del otro. Todo aquel que no cumpla los requisitos que cada uno o cada una impone en su búsqueda, será invisibilizado por un algoritmo que “filtra” aquellos perfiles que no nos gustan o no nos interesan.
La “ley de Mirtha.”
Mirtha Legrand, la “Chiqui”, conductora de televisión argentina de antaño, forjaría sin saber el precepto que este tipo de redes sociales readapta a su estructura de funcionamiento: “Cómo te ven, te tratan…” y si te ven mal no hace falta el maltrato, alcanza con hacer un “click” o un movimiento del dedo (dependiendo de si se usa una computadora o un smarthphone) e indicarle a la aplicación que no nos interesa el perfil que se nos presenta en la pantalla.
Refiriéndose al “sexting” (o “sexo virtual”), una experta en salud sexual señala:
“… tener en cuenta que nuestras imágenes se deben enviar sin el rostro y sin ninguna seña particular que nos pueda reconocer […]. El riesgo que corremos es que nuestra imagen sea reenviada sin que estemos de acuerdo…” [5]
Si bien la autora informa sobre un peligro real y habitual en la cuestión de la divulgación de imágenes íntimas en la virtualidad, deja constancia de este empleo de la imagen como mero objeto de deseo, y la “cosa” sigue ahí, al punto que no podemos ni confiar por entero en nuestro “vínculo”, pero aun así necesitándolo para satisfacer nuestros apetitos sexuales.
Cuando Zygmunt Bauman habla sobre la “vida de consumo”, se refiere justamente a una sociedad donde todo debe ser necesariamente consumible, dónde nosotros mismos somos llamados a producirnos para nuestro posterior consumo:
Los colegiales y colegialas que exponen con avidez y entusiasmo sus atributos con la esperanza de llamar la atención y quizás ganar algo de ese reconocimiento y esa aprobación les permitiría seguir con el juego de la socialización; los clientes potenciales que necesitan expandir su nivel de gastos y límite crediticio para ganarse el derecho a un mejor servicio […].
Ellos son, simultáneamente, los promotores del producto y el producto que promueven.[6]
A modo similar, somos nosotros quienes construimos una imagen, un perfil que nos sirve como carta de presentación, al mismo tiempo que buscamos perfiles que cuadran con nuestros gustos y nuestras preferencias. Nos evitamos así la molestia de tener una experiencia “desagradable” con nuestro próximo “vínculo” a consumir.
En la web del diario La opinión de Murcia, una crónica nos brinda un ejemplo claro, en contexto de pandemia –que al mundo azota en este 2020–:
Mientras esperaba para volver desde el extranjero, Alicia se ilusionó con Paula. «Parecía que la cosa iba bien. En cuanto volví a España, quedamos. Era la fase 3». Alicia recuerda pasar una primera cita con las mascarillas puestas y miedo al contagio, pero «la distancia social no la mantuvimos». «Fue una cita agradable, pero no hemos vuelto a hablar», manifiesta Alicia, que recuerda que se había formado otra imagen de ella por sus fotos y mensajes y, finalmente, superó sus expectativas.[7]
En el momento en que la incongruencia entre la imagen y la realidad queda en manifiesto, la ilusión y el deseo se desvanece. El conocer al otro, el adentrarse en el otro, no juega un papel importante. Pero así es el acuerdo, casi tácito, entre los usuarios.
Cualquiera puede retrucar, en esta instancia, que lo de dar una “buena imagen” no es nuevo. Lo cual es bien cierto. El linaje, las riquezas, la gentileza “caballeresca” … eran así mismo una especie de carta de presentación en otros momentos de la historia. En el Decamerón de Bocaccio es factible de observar este tipo de estilo de “hombre” de la Alta edad Media, y asimismo prototipos de mujeres “ideales”. Pero se trataba de una sociedad más elitista y estrictamente jerarquizada, y no existía una “mercantilización” de la imagen como la que hoy tenemos, ni tampoco una producción tan generalizada de nuestra propia imagen. Lo que vivimos hoy es una especialización técnica y masiva de autoproducción y consumo de experiencias, donde ya ni siquiera buscamos el amor, sino la satisfacción; donde no queremos asumir compromisos, sino consumir hasta que el producto se agote.
La imposición silenciosa de una imagen hegemónica.
No se puede oponer, abstractamente, el espectáculo y la actividad social efectiva; este desdoblamiento se encuentra él mismo desdoblado. El espectáculo que invierte lo real es efectivamente producido. Al mismo tiempo, la realidad vivida se encuentra materialmente invadida por la contemplación del espectáculo, y retoma en sí misma el orden espectacular dándole una adhesión positiva. De los dos lados la realidad objetiva está presente. Cada noción así fijada no tiene como fondo más que su pasaje a lo opuesto: la realidad surge en el espectáculo, y el espectáculo es real. Esta alienación recíproca es la esencia y el sostén de la sociedad existente.[8]
No solo nos producimos a nosotros mismos para nuestro posterior consumo, así como buscamos un perfil que nos resulte “deseable” o que sea de nuestro agrado. Necesitamos un modelo. Necesitamos saber cómo ser “lindos”, “apuestos”, “atractivos”. Precisamos construir una imagen que atraiga a más compradores y/o compradoras, con el menor margen de error posible. Aquí es donde aparece el espectáculo como “la afirmación de la apariencia y la afirmación de toda vida humana, es decir social, como simple apariencia.” [9] La relativa facilidad contemporánea de acceder a los medios masivos de información y del espectáculo hacen factible esta imposición de una imagen hegemónica[10], tanto para el hombre como la mujer, a la que el gran público tiende a aspirar. Y, a veces incluso sin saberlo, reproducimos esta imagen de lo “bello”, de lo “atractivo”, de lo “sensual”, en un intento voraz por agradar y por producirnos. Así mismo, cuando buscamos en las redes de citas virtuales nuestra “pareja”, las primeras impresiones nos entran directamente por los ojos, pero no solo por los ojos, sino que también penetran en esa estructura espectacular de lo “bello” que hemos incorporado, que se a introducido, justamente, de manera silenciosa.
El caso del cuerpo femenino es fácil de observar, sobre todo con el auge de los y las influencers.[11] Una de estas figuras hegemónicas que se instala y que sin saber se anhela es, por ejemplo, en Argentina, la de Maria Sol Pérez, o Sol Perez. El volumen y las curvas de su cuerpo vienen a representar la figura de lo sensual[12]. Se sigue así, entonces, que la mujer cuya figura más se asemeje a la de la influencer, será más atractiva. Eso se aspira tener (en el caso del consumidoa) y eso se busca ofrecer (en el caso de quién se produce).
¿El fin del amor?
Si bien lo anteriormente expuesto es evidencia explícita de la mercantilización de nuestra figura y nuestra imagen, así como del consumo del otro como si de un producto más se tratase para la satisfacción de algún apetito nuestro, todo este panorama no es ni por lejos una ley “universal” (aunque tienda a ser la “norma”)
Las relaciones amorosas de este siglo, concretadas mediante un proceso completamente comparable al de ir a un supermercado o al de hacer compras en línea, se articulan a través de una estructura, por así decirlo, de mercado. Lo que no quita que uno no pueda encontrar el amor a través de ellas. Pero debemos cuestionarnos: ¿Cuándo gana la aplicación?, ¿cuándo encontramos “el amor”, o cuándo nos vemos forzados a recurrir a ella una y otra vez por nuestras relaciones “fallidas”?
Antes de finalizar este breve ensayo, me permito dar una concepción más profunda sobre el amor, del ya citado libro de Zygmunt Bauman:
[…] no es en el anhelo de cosas ya elaboradas, completas y terminadas donde el amor halla su sentido, sino en el ansia por participar en el engendramiento de tales cosas. El amor es análogo a la trascendencia; no es más que otro modo de llamar al impulso creador y, como tal, está preñado de riesgos, pues ninguna creación sabe con certeza en qué irá a dar.[13]
El amor seguirá existiendo. Solo basta distinguirlo y no sucumbir ante lo efímero de la mera imagen.

[1] Debord, G. (1967): La sociedad del espectáculo. Ediciones naufragio. (p.9) En línea: http://criticasocial.cl/pdflibro/sociedadespec.pdf
[2] Bauman, Z. (2003): Amor líquido. Paidós. España. Barcelona. (p.27)
[3] (18-08-2019): “´Salgo con mi vínculo´: el nuevo vocabulario de las relaciones de hoy”. Clarín, Entremujeres, Edición virtual en línea: https://www.clarin.com/pareja/-salgo-vinculo-nuevo-vocabulario-relaciones-hoy\_0\_f\_hAm1RNY.html
[4] (17-05-2019): “Apps de citas: lo que buscamos, lo que nos ilusiona, ¡lo que nos espanta!”. Clarín, Entremujeres, Edición virtual en línea: https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/apps-citas-gusta-ilusiona-espanta\_0\_5UuqHXRUo.html
[5] Zilberman, D. (26-07-20): “No podemos dejar de lado la sexualidad”, Página 12, Sociedad. Edición impresa, p.21.
[6] Bauman, Z. (2007): Vida de consumo. (p.13) Ebook. En línea: https://www.lectulandia.co/book/vida-de-consumo/
[7] Mar Ibáñez León (25-07-2020): “Noviazgos por Tinder durante el confinamiento”. La opinión de Murcia. En línea: https://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2020/07/26/noviazgos-virtuales/1132149.html
[8] Debord, G. op. Cit., p.10
[9] Debord, G. op. Cit., p.10
[10] Se habla de “hegemonía” cuando hay un dominio o superioridad de una entidad sobre otras “de igual tipo”. (Wikipedia. Wiki: “Hegemonía”. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/Hegemon%C3%ADa)
[11] Según Wikipedia: “El marketing de influencia, o mercadotecnia influyente, es una forma de publicidad que ha surgido a partir de una variedad de prácticas y estudios recientes, enfocada más a los individuos que al mercado objetivo en su conjunto. Identifica a las personas que tienen influencia (comúnmente llamados influencers) sobre los compradores potenciales y las actividades de mercadotecnia orientadas en torno a estas personas influyentes.” (Wikipedia. Wiki: Mercadotecnia influyente. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/Mercadotecnia\_influyente)
[12] (18-08-2018): “Sol Pérez derritió Instagram con un sensual topless ¿y moretones?”. Los Andes. En línea: https://www.losandes.com.asol-perez-derritio-instagram-con-un-sensual-topless-y-moretones/
[13] Bauman, Z. op. Cit., p.24
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2019.10.29 21:57 ucjw Un diario en Noruega expone cómo la Watchtower mintió sobre el trato a los expulsados

Primera página
Páginas 6-7
Página 8, incluida la defensa de la Watchtower
Carta de opinión escrita por un ex-anciano
Artículo completo en Noruego

Ex-Testigo: Lavado de cerebro en los los testigos de Jehová

Resumen: Jan Frode Nilsen estaba tan molesto que le costaba respirar cuando leyó lo que el liderazgo de los testigos de Jehová escribió al gobernador del condado.
Xueqi Pang.
"El liderazgo de los testigos de Jehová miente y pisotea descaradamente a miles de testigos que han perdido a sus familias. Escriben que los lazos familiares siguen siendo normales, pero saben que es mentira. Entonces siento en mis huesos que no puedo permanecer en silencio", dice Jan Frode Nilsen (42), nacido en el seno de una familia de testigos de Jehová y miembro desde hace más de 35 años. Por primera vez se presenta con su experiencia con su nombre completo.
Habla de su infancia caracterizada por deberes, reglas estrictas y, no menos importante, por el miedo constante a ser condenado al ostracismo.
'No podía dormir' Siento una llama dentro de mí, que no puedo permitir que esta respuesta de los testigos de Jehová pase sin respuesta". No podía respirar hasta que le envié mi propia carta al Gobernador del Condado.
Este verano, Vårt Land escribió que los testigos de Jehová expulsan a los miembros que votan en las elecciones políticas. El ministro de Fe y Vida, Kjell Ingolf Ropstad (KrF), pidió al gobernador del condado que considerara el apoyo estatal a los testigos de Jehová basándose en la controvertida práctica de que, en caso de renuncia o expulsión, hay varias historias de que los miembros de la familia, que todavía están en la congregación, rompen el contacto con el "apóstata".
En una declaración al gobernador del condado de Oslo y Viken, los testigos de Jehová creen que esto no es cierto. Respondieron a las autoridades:
"Si un miembro de nuestro grupo religioso decide participar en una elección política votando, los testigos de Jehová lo verán como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Además, él o ella también puede hablar e interactuar con la familia más cercana como de costumbre".
Experiencia propia. "El liderazgo de los testigos de Jehová blanquea la doctrina de la expulsión y pretende que no existe", dice Jan Frode Nilsen.
Cree que los Testigos de Jehová omitieron la realidad de la situación al Gobernador del Condado y que la comunidad religiosa ha proporcionado información falsa para asegurarse de que sigan recibiendo ayuda estatal.
"Nadie quiere prohibir a los testigos de Jehová. Se trata de amenazar su ayuda estatal porque condenan al ostracismo a la gente, y en su intento de conseguir el dinero, mienten sobre su propia doctrina", dice.
Usted ha compartido activamente muchos artículos críticos sobre la comunidad religiosa en Internet. ¿Campañas contra los testigos de Jehová?
"No me opongo a los testigos de Jehová, muchas personas que amo siguen siendo testigos. Estoy a favor de la información y la iluminación pública. Si son condenados al ostracismo y cortan el contacto con sus propios hijos, entonces tienen que ser considerados responsables de ello. La gente necesita saber la verdad."
Nilsen conoce a muchos ex-testigos con experiencias similares a las suyas.
"Siento que también hablo en nombre de los Testigos. Muchos de ellos siguen la doctrina del rechazo porque sienten que es una prueba importante de su lealtad a Jehová. Conozco a muchos Testigos de Jehová que realmente lloran la pérdida de sus seres queridos, pero lo hacen porque La Atalaya se lo pide", dice.
Bautismo para un Testigo. Los padres de Jan Frode Nilsen se convirtieron a la comunidad religiosa en la década de 1960. A los 17 años de edad, fue bautizado para ser testigo pleno de Jehová.
Nilsen nunca llegó a ir a los entrenamientos de fútbol porque se enfrentaron a las reuniones en el Salón del Reino. La familia no celebra cumpleaños ni otros días festivos: "Se esperaba que todos los Testigos de Jehová activos asistieran a las reuniones del Salón del Reino tres veces por semana", dice.
Según Nilsen, a los testigos de Jehová no se les permite beber demasiado, fumar o tener relaciones sexuales antes del matrimonio.
A medida que fue creciendo, tuvo que seguir más reglas y cumplir más expectativas. Cuando era niño, no sentía que se destacaba. Estaba jugando con los otros en la calle. Eso cambió cuando llegó a la adolescencia. Ser joven, lleno de hormonas y tener tantas reglas lo desafió a él y a muchos otros jóvenes de la congregación.
Exclusión. Según su experiencia, el castigo por infringir las normas es brutal. Te arriesgas a ser expulsado.
El sitio web de los Testigos contiene información sobre cómo se espera que una familia trate a un miembro expulsado. Un video muestra cómo una mujer es expulsada porque tuvo relaciones sexuales antes del matrimonio.
"Todo el mundo conoce a alguien que ha sido expulsado. Así que el miedo a hacer algo malo es constante. La mayoría de las personas expulsadas son personas que han estado haciendo algo que los testigos de Jehová creen que es pecado", dice Jan Frode Nilsen.
También es un deber reportar las infracciones de otras personas. Si no, te arriesgas a enfrentar el mismo castigo, según él.
"Ser expulsado significa que su familia no podrá tener contacto con usted. La instrucción es que si un miembro de la familia expulsado llama, la llamada debe ser rechazada. Los expulsados deben sentir que no son parte de la comunidad, así que eventualmente quieren regresar", afirma Nilsen.
Las dudas crecieron. Comenzó a cuestionar la teología ya en la adolescencia. Poco a poco las dudas fueron creciendo. Y dejó de predicar de puerta en puerta por su propia iniciativa.
"Descubrir la realidad fuera de los testigos de Jehová fue como despertar. Los testigos de Jehová lo consumen todo. Escriben que tienen la verdad con mayúscula", dice, comparando la experiencia con la película The Matrix, donde el protagonista se despierta de una realidad artificial controlada por computadoras.
Situación de rehén Se sentó en el bote durante mucho tiempo. Pero cuando tuvo hijos, todo se aclaró. Hoy en día, sigue siendo un miembro registrado de la comunidad de fe. Los testigos de Jehová reciben subvenciones estatales anuales para sus miembros. Que a pesar de no haber asistido al Salón del Reino durante cinco años.
"Si tengo que irme, seré tratado como un paria y rechazado. No hay una salida honorable. Han construido una situación de rehenes", dice.
Jan Frode conoce a muchos que también intentan desvanecerse en lugar de romper directamente con la familia.
Mientras estén registrados como miembros oficiales de los Testigos de Jehová, los miembros de la familia pueden mantenerse en contacto. No se sabe cuántos son "miembros pasivos" de la comunidad religiosa.
Nada más que perder En los últimos diez años ha sido cada vez más abierto sobre sus experiencias como testigo. Entre otras cosas, se le ha permitido ser entrevistado anónimamente por varios medios de comunicación, periódicos y televisión.
Un día de otoño de este año, alguien descubrió su cuenta de Twitter en la que ha compartido comentarios críticos con los testigos de Jehová. A continuación, los mensajes de texto marcan la casilla - uno por uno los miembros de la familia se ponen en contacto con él.
"Me enfrentaron con los mensajes de Twitter. Varios escribieron que deben y van a entrar en contacto conmigo".
¿Cómo te sentiste cuando leíste los mensajes de texto de tu familia? Entonces me sentí aliviado."

Carta de respuesta de los testigos de Jehová al gobernador del condado:

Jan Frode Nilsen responde a la respuesta oficial de los testigos de Jehová al gobernador del condado. Aquí hay extractos de la carta:
"Si un miembro de nuestra comunidad religiosa decide participar en una elección política votando, los testigos de Jehová lo verán como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Por lo tanto, se hará una breve declaración en la congregación que dice: "[El nombre de la persona] ya no es uno de los testigos de Jehová". Pero la persona es bienvenida a asistir a los servicios religiosos, a sentarse donde quiera en el Salón del Reino y a participar en el canto de himnos religiosos. Además, él o ella también puede hablar e interactuar con los miembros de la familia cercana como de costumbre (la única restricción religiosa es discutir asuntos de naturaleza espiritual / religiosa)".

Los testigos de Jehová no están de acuerdo con la crítica

Respuesta: Los líderes de los Testigos de Jehová de Noruega no responderán a las acusaciones de Jan Frode Nilsen, sino que se referirán a un libro que ellos mismos han publicado.
Vårt Land ha pedido al grupo religioso que responda a una serie de preguntas en relación con la afirmación de Jan Frode Nilsen de que hablan en falso en una declaración al Gobernador del Condado.
En un breve correo electrónico a Vårt Land, su portavoz, Dag-Erik Kristoffersen, escribe que no quieren hacer comentarios sobre las afirmaciones de Nilsen, salvo que "están totalmente en desacuerdo con lo que se afirma".
Dicho antes Kristoffersen escribe que no han escrito nada al Gobernador del Condado que no haya sido mencionado previamente en sus escritos.
En la declaración a la oficina del Gobernador del Condado, la comunidad religiosa afirma que un Testigo que usa su derecho al voto es expulsado por la congregación, pero que todavía puede llevarse bien con su familia como de costumbre.
Es un encubrimiento de la doctrina de la expulsión, cree el ex miembro Jan Frode Nilsen. Dice que en realidad, la familia tiene que romper todo contacto con el expulsado, como un paria.
Refiriéndose a su propio libro En el correo electrónico a Vårt Land, los testigos de Jehová se refieren al libro Keep Yourself in God's Love, una de las publicaciones del grupo de fe. Dice que los testigos de Jehová no deben asociarse con los expulsados. En el capítulo sobre la expulsión: "Cómo tratar a una persona expulsada", dice:
"No lo recibimos en sus casas ni le saludamos. Porque el que le saluda es partícipe de sus malas obras. No tenemos compañerismo espiritual o social con los que no tienen compañerismo".
La declaración de la opinión escrita:
Los líderes de los testigos de Jehová se felicitan a sí mismos por tener la verdad
No se esfuerzan por negar sus propias creencias y enseñanzas a las autoridades cuando pueden ser de beneficio financiero para la fe. La realidad es otra muy distinta.
Testigos de Jehová Niels P. (signos de escritor bajo seudónimo) Ex "Anciano" y "Pionero".
En la Convención de Verano de 2016 de los Testigos de Jehová sobre el tema "Permanece fiel a Jehová", hubo al menos dos cosas en el programa que los participantes ciertamente notaron: Un video drama de nueve minutos de duración que muestra cómo una pareja de padres echó a su hija cuando fue expulsada de la congregación. Y una entrevista con una niña que decidió cortar su conexión con un hermano mayor cuando dejó la congregación.
Exactamente el mismo programa fue presentado en miles de lugares en cientos de idiomas en todo el mundo en 2016 - todos con el mismo video, pero con un joven local en cada lugar que fue puesto como un "buen ejemplo" porque eran "leales a Jehová", el Dios de la Biblia.
Un motivo claro. Sólo tres años después, la alta dirección de los Testigos de Jehová en Noruega escribió una carta a las autoridades noruegas, aparentemente aboliendo las normas de exclusión, que han existido durante más de 60 años. De hecho, los testigos de Jehová han practicado la "exclusión" u "ostracismo" en su forma actual casi continuamente desde 1952, con un endurecimiento adicional a partir de 1981.
Su motivo es muy claro: quieren mantener las ayudas estatales.
Extracto de la carta. He recibido una copia de la carta, entregada por el Gobernador del Condado de Oslo y Viken, y cito:
"Si un miembro de nuestra comunidad religiosa decide participar en una elección política votando, los testigos de Jehová lo verán como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Por lo tanto, se dará una breve información en la congregación que dice lo siguiente: "[El nombre de la persona] ya no es uno de los testigos de Jehová". Pero la persona es bienvenida a asistir a los servicios religiosos, sentarse donde quiera en el Salón del Reino. Además, él o ella también puede hablar e interactuar con la familia más cercana normalmente (la única restricción religiosa es discutir asuntos de naturaleza espiritual / religiosa)".
Y además: "Esperamos que de lo que se dice en esta carta quede claro que respetamos plenamente el derecho fundamental de una persona a tomar una decisión sobre la neutralidad política, y que los Testigos de Jehová no ejerzan de ninguna manera presión o intimidación para intimidar a alguien para que no vote"."La carta está fechada el 18 de octubre de 2019 y firmada por Kåre Sæterhaug, miembro de la sucursal escandinava de Holbæk, Dinamarca, y Dag-Erik Kristoffersen, portavoz de los Testigos de Jehová en Noruega.
Lectura perturbadora. Para cualquier testigo de Jehová, esta es una lectura espantosa. Todos los miembros de los Testigos de Jehová saben perfectamente lo que le sucede a una persona cuyo nombre se lee en voz alta a la congregación: Desde el momento en que se lee a la congregación, estás espiritualmente muerto, expulsado, un paria. Tu hermano ya no irá a un partido de fútbol contigo, tu hermana ya no te invitará a una cerveza, es el final de las cenas familiares. Y los viejos amigos pasarán junto a ti en la tienda sin saludarte. Ellos harán esto porque dice en la Torre de Vigilancia que deben tratarte así.
Si a usted, como excluido, le gustaría seguir asistiendo a las reuniones en el Salón del Reino, algo que probablemente sea bienvenido, sólo los ancianos designados le darán la bienvenida. Se espera que usted entre en la sala justo antes de que comience la reunión y salga de la sala tan pronto como se termine con los cantos y la oración. Tampoco tiene sentido quedarse más tiempo en la habitación, porque de todos modos nadie quiere hablar con usted. Sin embargo, si usted asiste regularmente a estas reuniones por un período que va desde unos meses hasta un año, puede solicitar la readmisión en la congregación. Luego tienes que tener otra reunión con los tres hermanos mayores que te expulsaron, y convencerlos de que te arrepientes sinceramente del "mal" que has hecho -por ejemplo, votaste en las elecciones anteriores- y prometes no volver a hacerlo nunca más. Si ellos aceptan esto, usted puede volver a ser Testigo de Jehová y recuperar una relación cálida y buena con sus amigos y parientes.
Los líderes saben mejor que nadie. Pero Sæterhaug y Kristoffersen no mencionaron esto en la carta al Consejo del Condado, que nadie quiere hablar con una persona expulsada que asiste a las reuniones en el Salón del Reino. Además, afirmaron que un expulsado "puede hablar y socializar con su familia inmediata como de costumbre". Y agregaron: "La única restricción religiosa es discutir temas de naturaleza espiritual / religiosa". Bueno, si ese fuera el caso, muchas personas expulsadas también podrían haber aprendido a vivir con ello. Uno puede estar de acuerdo en dejar que ciertas cuestiones yazcan por el bien de la paz. Pero la realidad es muy diferente, y es mi afirmación que Sæterhaug y Kristoffersen lo saben muy bien.
Familias de luto. En realidad, miles de familias nuevas cada año se ven afectadas por el gran dolor de la expulsión de un miembro de la familia por parte de la congregación. Personalmente conozco muchas historias desgarradoras en las que los padres han cortado su conexión con sus hijos durante décadas simplemente porque los niños han encontrado una fe diferente, porque quieren vivir de una manera diferente, o porque quieren votar en las elecciones. O donde los hermanos que han sido mejores amigos han perdido todo contacto, quizás por el resto de sus vidas, porque uno se ha convertido en ateo. Todos los expulsados tienen en común que en un momento dado fueron bautizados como testigos de Jehová: el bautismo es un fenómeno único, una inmersión solemne en el agua, dedicando su vida a Jehová -en la práctica a la iglesia de Jehová en la tierra- y luego se hace. El bautismo es irrevocable. Serás responsable de ser bautizado por el resto de tu vida, y nunca podrás, con respeto y agradecimiento, levantar la cabeza y abandonar la congregación. Porque en el momento en que caminas, te rechazan.
Todos los años se bautiza a niños de entre 10 y 14 años como testigos de Jehová, incluso en Noruega. Hoy en día, no puedo comprender y comprender que algunos dejarán que sus hijos se comprometan con una congregación en tales términos. Pero sé que esto es precisamente lo que muchos testigos de Jehová quieren más que nada en el mundo, que sus hijos "escojan a Jehová".
Cómo tratar a los expulsados. En la literatura de los testigos de Jehová, gran parte de la cual se puede buscar en Internet, se dice con toda claridad que tanto los amigos como los parientes deben dejar de relacionarse con alguien que ha sido expulsado. Permítanme citar primero una cita general sobre la expulsión:
"Por lo tanto, también evitamos el compañerismo social con una persona expulsada. Esto descartaría acompañarlo en un picnic, fiesta, juego de pelota, o un viaje al centro comercial o al teatro, o sentarse a comer con él ya sea en casa o en un restaurante". (Ministerio Nuestro Reino, Agosto 2002)
Así que sobre los miembros de la familia expulsados:
"A pesar de nuestro dolor de corazón, debemos evitar el contacto normal con un miembro de la familia expulsado por teléfono, mensajes de texto, cartas, correos electrónicos o medios sociales." (La edición de estudio de la Atalaya, octubre de 2017)
"La situación es diferente si el expulsado o disociado es un pariente que vive fuera del círculo familiar inmediato y del hogar. Puede que sea posible no tener casi ningún contacto con el pariente. Incluso si hubiera algunos asuntos familiares que requirieran contacto, esto ciertamente se reduciría al mínimo". (La Atalaya, 15 de abril de 1988)
Los miembros leales de la familia cristiana no buscan excusas para tratar con un pariente expulsado que no vive en casa. Más bien, la lealtad a Jehová y a su organización los mueve a defender el arreglo bíblico de la expulsión. (Manténganse en el amor de Dios, pp. 208, 209)
Preciosa verdad. Sæterhaug y Kristoffersen, de los Testigos de Jehová, obviamente han tratado de predicar la verdad a las autoridades noruegas. Es posible que crean que han mantenido sus palabras utilizando su propia comprensión de lo que significa "la familia inmediata": que sólo se refiere a aquellos que viven en el mismo hogar. Porque, como muestran estas citas de la propia literatura de los testigos de Jehová, sólo cuando los expulsados siguen viviendo en el mismo hogar que sus parientes creyentes puede, según las enseñanzas de los testigos de Jehová, "hablar con ellos e interactuar con ellos con normalidad". Pero esto no es lo que las autoridades noruegas o el público en general piensan con el término "familia inmediata".
También es posible que el público y las autoridades tengan una visión diferente de lo que es "presión" y "amenazas" que Sæterhaug y Kristoffersen. Al fin y al cabo, afirmaron que "los testigos de Jehová no ejercen presión ni amenazan con asustar a nadie para que no vote". En mi opinión, esto también es una tontería. Ser expulsado de la congregación automáticamente resulta en la terminación de amistades y relaciones familiares normales. Después de todo, cuando esto es una consecuencia de la renuncia o despido de los Testigos de Jehová, es un medio de presión, un castigo. Llamarlo de otra manera es deshonesto. Como la propia Atalaya dijo en 2017: "nuestro dolor de corazón".
Lealtad a todo costo. ¿Qué pasó con la chica que fue expulsada en el video de la convención de 2016? Después de ser desalojada de su casa, no vio a sus padres y hermanos durante doce años. Tenía hijos propios que cuidaba lo mejor que podía. Luego, finalmente, regresó arrastrándose con su cruz y comenzó a asistir a las reuniones de nuevo. Fue allí dos veces por semana durante todo un año sin que nadie le hablara. Eventualmente, fue reincorporada formalmente por los ancianos, y desde el momento en que esto fue anunciado a la congregación, pudo reunirse con sus padres, quienes luego pudieron saludar a sus nietos, obviamente por primera vez. (Puede buscar el vídeo usted mismo en Internet en google con las palabras clave "Jehovah shunning video.")
Para los testigos de Jehová, la lealtad consiste ante todo en obedecer a Jehová Dios. En la práctica, debe ser obedeciendo a la congregación y siguiendo las decisiones que se toman allí. Tal obediencia debe triunfar sobre todo, incluyendo la relación con los miembros de la familia que deciden dejar el grupo religioso. Sin embargo, como hemos visto, el liderazgo de los testigos de Jehová se esfuerza por negar su propia fe y enseñanzas a las autoridades mundanas cuando puede ser de beneficio financiero para la congregación.
Es altamente fraudulento.
submitted by ucjw to Extj [link] [comments]


2017.02.03 09:42 Subversivo-Maldito Resumen de la TERCERA PARTE (Tareas Organizativas) del Documento POLITICO que el Equipo de Pablo Iglesias presentará en VistaAlegre II, y, titulado: Mandar Obedeciendo (Podemos para Todos)

TERCERA PARTE: Tareas organizativas [No podemos parecernos a los partidos viejos. El reto de las elecciones municipales y autonómicas del 2019. Una organización descentralizada y plurinacional. Aprender de los errores para mejorar. Un modelo de participación del siglo XXI. Despatriarcalizar Podemos. No somos políticos, sino gente haciendo política. Un ensayo general del futuro gobierno].
1º) No podemos parecernos a los partidos viejos
Para poder defender los intereses de la gente, es esencial que no se generen dentro de Podemos intereses particulares....La desconexión entre los viejos partidos del turno y la realidad de su pueblo ha operado por esta vía.... Hemos visto a muchos políticos dedicar mucho tiempo a defender su escaño o su cargo, sus privilegios y su jubilación dorada, su cuota de recursos y su aparato, su baronía o su familia.....lo que ha permitido hacer de la profesionalización de la política un lugar de privilegio....Mediante este camino, los partidos políticos han acabado convirtiéndose en agencias de colocación o en lugares donde desarrollar una carrera....¿Y todavía alguien se extraña que con tal tipo de comportamiento hayan acabado siendo intervenidos y cooptados por las élites? Las claves para que esto no nos ocurra son tres: democracia, organicidad y empoderamiento popular....Para poder llevar a cabo estas 3 claves, es necesario: a) Seguir sometiendo las decisiones más importantes a la votación de las bases. b) Las decisiones ejecutivas, del día a día, tienen que producirse en órganos democráticamente designados para ello y no en espacios opacos e informales. c) Además es vital que contemos con unas bases de militantes y simpatizantes activos y empoderados...Además....las decisiones dentro del partido tienen que ser cada vez más colegiadas. Si queremos mantener los pies en la tierra, trabajar siempre para la gente y poder vencer a los que hacen políticas antipopulares, tenemos que aspirar a ser una fuerza con 100.000 militantes y 1.000.000 de inscritos e inscritas. Solo así podremos hacer un Podemos unido y plural que no se divide en una sumatoria de familias, clanes y baronías, sino que encuentra su unidad en la diversidad, en su feminización constante, en la coralidad de sus portavocías y en sus liderazgos colectivos, así como en el protagonismo de sus militantes y de sus Círculos, y en la lealtad y la fraternidad entre sus integrantes.
2º) El reto de las elecciones municipales y autonómicas de 2019
En 2019 tendrá lugar una cita electoral muy importante en nuestro país: las elecciones municipales y autonómicas en la mayor parte de los territorios del Estado...Durante este proceso seguiremos siendo golpeados por las élites y sus aparatos....Para hacerles frente, no basta contar con diputados, portavoces y un buen discurso....Para ganar necesitamos a la gente organizada, activa y con capacidad para movilizarse....Necesitamos que nuestra organización llegue a cada barrio y a cada pueblo...Necesitamos que nuestro mensaje y nuestro movimiento lleguen a toda la diversidad de nuestro pueblo....Prepararnos para 2019 es estimulante en lo organizativo y desafiante en lo político....Empezando, como nos gusta en Podemos, desde lo local, desde la raíz, desde abajo.
3º) Una organización descentralizada y plurinacional.
Para Podemos España es plurinacional....Frente al inmovilismo y la agresividad de los que hoy gobiernan, que aumentan irresponsablemente la brecha entre los pueblos de España, nosotros defendemos el derecho a decidir.....La misma idea que defendemos para nuestro país debe operar en el interior de Podemos....Por todo ello, abogamos también por el derecho a decidir «a la interna» para que, a diferencia de lo que ocurrió en Vistalegre I, la decisión sobre cómo acudir a las siguientes elecciones municipales y autonómicas se tome de manera soberana en cada territorio por parte de la correspondiente asamblea ciudadana....Es necesaria una descentralización en un sentido nuevo: no como una negociación entre barones y un poder central que desemboca en una cesión de poder de los segundos a los primeros, sino como una descentralización descentralización democrática....transfiriendo competencias y recursos a las direcciones autonómicas y municipales...Debemos construir una organización más fraterna, con soberanías compartidas y que refleje la plurinacionalidad de nuestro país sin caer en los errores que han hecho de otros partidos campos de batalla entre baronías y familias.
4º) Aprender de los errores para mejorar
Los conflictos internos se deben gestionar, pero la solución no puede consistir siempre en asistir a las Comisiones de Garantías, sino hacerla más deliberativa....Podemos necesita articular los Círculos como espacios de debate, pero con mecanismos que sean capaces de canalizar las demandas que emanen de los mismos....Que vaya a haber cuatro representantes de los Círculos de Podemos en el Consejo Ciudadano Estatal es un gran paso adelante... Las diferencias de opinión, la diversidad y la pluralidad son necesarias y enriquecedoras...Ahora bien, la existencia de una coalición de familias o de partidos dentro de Podemos sería estar copiando los modelos organizativos basados en baronías y familias...; y todo ello no tiene nada que ver con la democracia interna...En este contexto, los procesos de primarias nos han dejado muchas enseñanzas...La más dura fue que, en ocasiones, nos hemos parecido en exceso a los viejos partidos a los que tanto hemos criticado....Hemos llevado a cabo discusiones entre personas y debates en los medios que deberían haberse dado en otros espacios..
5º) Un modelo de participación del siglo XXI
Los partidos tradicionales de las élites defienden que los asuntos colectivos deben ocuparse en exclusiva por expertos representantes...con lo que se se arrogan el monopolio de la política, algo que lleva a que, al final, dejen de servir a su país y sus cúpulas devengan en casta....En este contexto, Podemos, defiende la construcción de una sociedad democrática en la que se debe corresponsabilizar a la ciudadanía...Y es que si no haces política, te la hacen....Por todo ello, nuestra militancia y nuestros inscritos e inscritas no deben obtener infomación de su organización solo a través de los medios, sino que deben estar al corriente del día a día de los procesos dentro de Podemos, contando con espacios de deliberación y control democrático...Por eso es una tarea fundamental de la nueva fase de Podemos la de hacer de los Círculos, espacios de trabajo más acogedores, más divertidos, más femeninos y más eficaces....Al mismo es fundamental no dejar fuera ningún estilo de participación ni ningún nivel de implicación...Hay personas que no pueden o no quieren participar de las asambleas pero quizá sí en las redes sociales, o recorriendo su comarca, o aportando conocimientos, o contribuyendo con una cantidad económica, o de mil maneras distintas. Todos ellos y todas ellas tienen que tener cabida en Podemos....
6º) Despatriarcalizar Podemos
El cambio político en nuestro país tiene que venir de la mano de las mujeres, excluidas durante mucho tiempo de los espacios de poder....Ya en las primeras elecciones a las que nos presentamos, las europeas de 2014, decidimos que nuestras listas fueran cremallera, porque no solo es importante el número de mujeres presentes en una lista, sino los lugares que en ella ocupan....También hemos logrado asegurar la paridad en los órganos y en las listas de Podemos.....A partir de ahora, hay que concebir la paridad como un mínimo y no aplicar mecanismos de corrección en los casos en los que perjudiquen a las mujeres. Las violencias machistas son una pequeña muestra, la más dolorosa y sangrante, de la discriminación general que padece la mitad de la ciudadanía española. Recordemos que existe la brecha salarial porque las mujeres cobran menos por ser mujeres, o porque tienen peores trabajos que asumen para poder dedicarse al cuidado de la infancia y de las personas mayores....Hoy por hoy las mujeres tienen peores salarios...Hay menos mujeres en puestos directivos así como en la representación simbólica y cultural del país...A su vez, en las organizaciones políticas, existe una tendendia hacia la invisibilidad de las compañeras, con el objetivo de que no ocupen portavocías o puestos relevantes. Si queremos despatriarcalizar la política hay que incorporar el feminismo —la lucha por la igualdad radical de las personas sin condicionantes de ningún tipo— a nuestras prácticas organizativas...En este contexto, arrastramos un buen lastre...ya que no deberíamos olvidar la épica masculinidad política en el seno de la izquierda...En este contexto, apostar por la despatriarcalización es también apostar por nuevos principios articuladores de las prácticas organizacionales...priorizando la colaboración frente a la competencia y la deliberación frente a la imposición. En definitiva, se trata de trabajar por superar lógicas organizativas masculinizadas, basadas en la agresividad competitiva y en la simplificación entre ganadores y perdedores...Solamente si se reconoce que nos pesa y limita una cultura patriarcal, misógina y violenta, podremos abordar la gestión de nuestro común político...
7º) No somos políticos, sino gente haciendo política
Uno de los grandes problemas de la política es su profesionalización....desde el momento en que se ejerce a través de unos partidos políticos que se han cartelizado, es decir, se han convertido en un apéndice del Estado...siendo expulsados de la política cuando no cumples sus reglas, y, al mismo tiempo que limitan el papel de sus militantes no tienen inconveniente en financiarse legal o ilegalmente...tal como hemos visto con la red Gürtel, la Púnica y otras....Con la "profesionalización" se ha abandonado la ideología, se ha tecnificado la política, y se ha vinculado a los políticos con grupos de poder acabando por formar castas... Pues bien, la «clase» o «casta» política tiene que renovarse con gente normal cuyas expectativas no sean tener una biografía política de veinte o treinta años en cargos públicos....Esta longevidad burocrática es lo que convierte al Senado en un cementerio de elefantes, o de "huidos previlegiados" hacia el Parlamento Europeo....La política de partidos necesita de savia nueva en la gestión de lo público; en definitiva, gente haciendo política en vez de políticos repitiendo los lugares comunes de la política. Para poder "vacunarnos", ante la posibilidad de la cartelización, no podemos limitarnos a bajarnos los salarios y los tiempos de mandato...sino promover la participación activa de los militantes, con el objetivo de blindarnos contra la acumulación de cargos evitando que el partido esté en manos de unos pocos cargos... En Podemos nadie debería tener más de dos cargos de dedicación intensiva, uno interno y otro externo, salvo en los casos en los que tener un cargo implique tener otro antes (por ejemplo, miembros del Consejo Ciudadano en tanto que secretarios generales o senadores autonómicos). Además, los cargos públicos deben rendir cuentas ante los órganos democráticos, los Círculos, la militancia y también ante los movimientos sociales. Los movimientos sociales son un termómetro de las carencias de una sociedad. Escucharlos es una obligación. En los Ayuntamientos democráticos, en 1979, buena parte de los cuadros de los nuevos municipios provenían de los movimientos sociales. Es verdad que el movimiento se vació, con terribles consecuencias posteriores, pero también es cierto que fueron los activistas sociales los que llenaron de contenido democrático los Ayuntamientos. Hoy tenemos que repetir lo mejor de aquel proceso sin caer en sus errores. El papel de los cargos públicos no puede limitarse al trabajo en los diferentes parlamentos. Su principal función debe ser la de ser «activistas institucionales». Debemos estar en todos y cada uno de los conflictos sociales y escuchar a los movimientos....Debemos ser capaces de articular las demandas de la ciudadanía y llevar su voz a las instituciones...Y es que la construcción del pueblo no es un relato, debe ser una práctica política cotidiana donde el pueblo, la gente humilde a la que se ha excluido e ignorado durante demasiados años, pase a ser la protagonista del cambio. Para eso es necesario el empoderamiento popular.
8º) Un ensayo general del futuro gobierno
En momentos de recortes de los servicios sociales, el buen funcionamiento del Estado es esencial para el funcionamiento de la democracia....Uno de los problemas repetidos del funcionamiento de lo público tiene que ver con los cuellos de botella de la burocracia...Por todo ello es necesario abrir el diálogo entre el Estado y la sociedad civil....Ese diálogo no puede estar guiado por el interés empresarial y tampoco desde intereses cortoplacistas electorales...sino a partir de ámbitos que reciban un impulso desde la sociedad civil...para que la sociedad en conjunto se beneficie de esos desarrollos. Esta vinculación entre conocimiento experto y Estado tiene que irse articulando en los años previos a la llegada al gobierno. La previsión de una legislatura larga gracias a la entrega del PSOE a las necesidades del PP nos otorgan ese tiempo para ir experimentando estas relaciones, que deberán ir construyendo una agenda concreta. El grupo encargado de evaluar las políticas públicas del gobierno restaurador, de ir explorando vías alternativas y de articular la participación de los expertos en el diseño de futuras políticas públicas debe concebir su actuación como un ensayo general del futuro gobierno de España. Esta fórmula de ensayo general tiene una larga tradición en Inglaterra y permite ir construyendo perfiles políticos y técnicos para evitar las sorpresas de los nombramientos caprichosos a los que nos tiene acostumbrada la política turnista. Sirve igualmente para evitar la incertidumbre propia de un mundo global dominado por los poderes financieros. Y, en nuestro caso, tiene que servir para que las españolas y los españoles conozcan la alternativa de gobierno de Podemos, de modo que no limite el trabajo institucional al mero acompañamiento parlamentario, sino que permita ir sentando las bases del futuro gobierno que se ofrece como alternativa. [Fuente: https://vistalegre2.podemos.info/documentos/]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.07.06 09:56 EDUARDOMOLINA Jesús Maraña. Hasta la investidura y más allá. El único suspense se refiere al tamaño de la herida que la investidura puede causar en el PSOE y Podemos descubra si es capaz de ocupar el espacio socialdemócrata o se queda en un extremo del tablero.

http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2016/07/06/hasta_investidura_mas_alla_52127_1023.html
"Se ha estrenado este martes el primer acto de una larga función política cuyo desenlace (salvo sorpresa mayúscula) es conocido por todos, tanto actores como espectadores: Mariano Rajoy será investido presidente del Gobierno este verano. El único suspense se refiere al tamaño de la herida que la investidura puede causar en el PSOE o en algún otro partido, a quienes se traslada la responsabilidad de sostener el funcionamiento de la democracia por parte de quienes, precisamente, han llevado el sistema al borde del colapso. Las fuentes más fiables y mejor informadas (si es que queda alguna que verdaderamente lo esté) apuestan por una legislatura corta, de dos años, poco fecunda en leyes pero inevitable para que PP y PSOE aborden una renovación interna de calado y Podemos descubra si es capaz de ocupar el espacio socialdemócrata o se queda en un extremo del tablero.
Pongamos en orden unas cuantas notas acumuladas desde el 26J hasta hoy:
Las etapas políticas sólo pueden analizarse con algún fundamento desde la perspectiva que otorga el tiempo. Si levantamos la vista por encima del muro que supone la investidura pendiente, sólo podemos atisbar una nueva fase en la que necesariamente se producirán nuevos terremotos políticos. Entre otras razones porque siguen pendientes, por muy diferentes razones, en el PP y en el PSOE.
En el caso de los socialistas, Pedro Sánchez consiguió esquivar el mal resultado del 20D y aplazar el Congreso Federal; ni Felipe González ni Joaquín Almunia ni Alfredo Pérez Rubalcaba pudieron sostenerse en la secretaría general acumulando derrotas. Sánchez pretende seguir al frente con el argumento de que a él le ha tocado afrontar el tsunami de Podemos. La socialdemocracia necesita liderazgos sólidos casi tanto como una hoja de ruta que dé respuestas solventes al discurso único del neoliberalismo y a la complejidad de los problemas causados por la globalización (muy especialmente la gran brecha de la desigualdad).
En el caso del PP, cometería el error más grave si insiste en utilizar el triunfo del 26J como una especie de lavadora de todos sus pecados. La salud democrática no debe aceptarlo, ni a medio plazo lo resistiría. En El hada democrática, un ensayo tan lúcido como provocador, el pensador italiano Raffaele Simone advierte que “el paradigma democrático debería contener reglas no sólo para favorecer el acceso al poder sino también para expeler a cuantos hayan echado raíces en él”. Es obvio que Rajoy ha echado raíces en el poder, al que lleva décadas encaramado, en compañía además de personajes tan fiables como Luis Bárcenas o Jorge Fernández Díaz. En Reino Unido los cargos políticos dimiten ante el más mínimo tropiezo (incluso lo hacen cuando ganan de mala manera, como les ha ocurrido a los voceros del Brexit). Aquí, por costumbre quizás derivada de nuestro pasado autoritario, monárquico y militar, no dimite ni dios. Ni una jefa antifraude a cuyo marido investigan (precisamente) por fraude, ni un ministro del Interior grabado conspirando contra adversarios políticos… Prefieren esperar a ser destituidos, si fuera posible como en el franquismo, con “agradecimiento por los servicios prestados”, o mejor aún, con una embajada.
Aquí las destituciones son decididas (o no) por un presidente que enviaba mensajes de apoyo a su tesorero cuando ya se sabía que éste tenía cuentas millonarias en Suiza. Un presidente que se siente refrendado, incluso regenerado, por las urnas. Si ha sido capaz de resistir tantos “tropiezos”, aún intentará manejar su propio relevo en el PP con la calma que acostumbra, y con el BOE (y la hucha de las pensiones) en sus manos. Al final volvemos a Unamuno: "Es inútil callar la verdad. Todos estamos mintiendo al hablar de regeneración, puesto que nadie piensa en serio en regenerarse a sí mismo"."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.03 03:21 ShaunaDorothy Karl Marx tenía razón - Crisis económica capitalista: Los patrones obligan a los obreros a pagar (2 - 2) (Primavera de 2009)

https://archive.is/vQFPC
El fin de la hegemonía económica de EE.UU. posterior a la Segunda Guerra Mundial
Teniendo esto en mente, veamos esquemáticamente la historia de la economía capitalista estadounidense de la posguerra. Durante las dos primeras décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos dominó el mercado mundial de productos industriales. Constantemente obtenía grandes superávits en su balanza comercial con casi todos los demás países capitalistas. Sin embargo, hacia la mitad de los años sesenta, Alemania Occidental y Japón habían reconstruido y modernizado sus economías al punto de poder en realidad competir con Estados Unidos en los mercados mundiales y también en el mercado interno estadounidense. Así que el flujo de sus magnitudes comerciales fue revertido. Estados Unidos empezó a incurrir en grandes déficits en su balanza comercial.
En pocos años, este giro destruyó el sistema monetario internacional de posguerra que se había establecido en la conferencia de Bretton Woods, New Hampshire, en 1944. Se llamaba el patrón de cambio oro-dólar. Las divisas de los países capitalistas más importantes quedaron fijas frente a las demás por largos periodos y ancladas por el dólar. Washington prometió —y quiero enfatizar la palabra “prometió”— que los otros gobiernos podrían intercambiar libremente por oro todos los dólares que tuvieran a una tasa de 35 dólares la onza.
Para principios de los años setenta, eso ya no era objetivamente posible. El volumen de dólares que poseían los bancos centrales extranjeros superaba por mucho la reserva de oro de Estados Unidos a 35 dólares la onza. El gobierno fran- cés de Charles de Gaulle, que resentía el dominio internacional de Estados Unidos y aspiraba a restaurar la “grandeza” de Francia, empezó a cambiar por oro sus reservas de dólares. Así, en agosto de 1971, el presidente estadounidense Richard Nixon cerró la “ventana del oro”, lo que terminó con la convertibilidad del dólar a mercadería universal de valor intrínseco (de trabajo). Tras unas cuantas conferencias internacionales inútiles, lo que surgió fue un no-sistema de tasas de cambio fluctuantes. Desde entonces, las tasas de cambio de divisas han estado determinadas por las condiciones del mercado, modificadas por intervenciones gubernamentales de vez en cuando. La razón por la que estoy explicando esto es que el régimen de tasas de cambio fluctuantes tuvo dos consecuencias a largo plazo, que subyacen a la actual crisis financiera.
Una: creó un gran y nuevo elemento de incertidumbre, es decir, el riesgo de pérdidas, en todas las transacciones financieras internacionales, especialmente las de largo plazo. Así pues, las tasas de cambio de divisas se convirtieron en una importante esfera de especulación financiera. Gran parte del libro de Das sobre el comercio de derivados habla de protegerse contra los cambios en las tasas de cambio de divisas y de especular con ellos.
Dos: al cortar los lazos entre el dólar y el oro, el capitalismo estadounidense, tanto al nivel corporativo como al nivel gubernamental, logró aumentar masivamente su deuda externa, sin otro límite superior que la voluntad de los gobiernos e inversionistas extranjeros de comprar activos denominados en dólares. Ahora el dólar vale alrededor de 20 centavos en términos del dólar de 1971. En el Financial Times de Londres (24 de noviembre de 2008), Richard Duncan subrayó este aspecto de la actual crisis mundial:
“Cuando Richard Nixon destruyó el Sistema Monetario Mundial de Bretton Woods en 1971 cerrando la ‘ventana del oro’ en el Tesoro, cortó el último vínculo entre los dólares y el oro. Lo que siguió fue una proliferación en espiral de instrumentos de crédito cada vez más espurios denominados en una divisa depreciada. El ejemplo más flagrante y letal de esta locura ha sido el crecimiento del mercado de derivados no regulado, que se ha inflado hasta alcanzar los 600 billones de dólares, lo que equivale a casi 100 mil dólares por cada habitante de la Tierra.”
Aumentar la tasa de explotación
En 1974-75 hubo un declive económico mundial muy pronunciado e importante. Aunque no duró mucho, tuvo consecuencias importantes, sobre todo en Estados Unidos. Al salir del declive económico, la clase capitalista estadounidense hizo un esfuerzo concentrado para aumentar la tasa de explotación del proletariado, es decir, la proporción de plusvalía con respecto a salarios. Los capitalistas exigieron de la burocracia sindical contratos entreguistas y la imposición de salarios más bajos para nuevas contrataciones, y lo obtuvieron. Trasladaron la producción del noreste y el medio oeste sindicalizados al sur y suroeste que no están sindicalizados, así como a países donde los salarios son bajos en Latinoamérica y Asia.
Esta ofensiva antiobrera, que comenzó bajo el presidente demócrata de derecha Jimmy Carter, aumentó bajo el aun más derechista presidente republicano Ronald Reagan. El aplastamiento de la huelga de controladores aéreos de PATCO en 1981, y la subsiguiente reacción rompesindicatos durante huelgas como la de Greyhound, marcaron el inicio de esta ofensiva. En ese entonces, nosotros abordamos la necesidad de que el movimiento obrero combatiera la ofensiva capitalista, especialmente en el artículo “Para ganar, darle duro a la patronal” (Spartacist [Edición en español] No. 15, julio de 1984). Lo que decíamos en “Darle duro”, que los obreros no pueden jugar con las reglas de los patrones, conserva toda su validez para el movimiento obrero estadounidense de hoy.
Aquí quiero enfatizar un aspecto de la ofensiva antiobrera de principios y mediados de los años ochenta que no era obvio entonces. El ascenso del monetarismo y la “desregulación” financiera como doctrina y como política en los Estados Unidos de Reagan y también en la Gran Bretaña de Thatcher estuvo en parte basado en el debilitamiento del movimiento obrero y fue condicionado por éste. En la Gran Bretaña, el giro decisivo a la derecha en la relación de fuerzas de clase fue la derrota de la huelga minera de 1984-85. La reciente nota de la camarada McDonald sobre el impacto de la crisis económica en Gran Bretaña señalaba que en 1986 el gobierno de Thatcher “desreguló” la City de Londres. No fue accidental, como se dice, el que la especulación con capital financiero se desatara justo después de la derrota de la huelga minera.
En Estados Unidos durante los años ochenta, que los liberales llaman frecuentemente “la década de la codicia”, hubo una redistribución masiva del ingreso hacia arriba, combinada con un aumento masivo en la deuda externa de Estados Unidos. El gobierno de Reagan recortó los impuestos para los ricos mientras aumentaba enormemente el gasto militar en la creciente Segunda Guerra Fría contra la Unión Soviética. Para financiar los grandes déficits gubernamentales que resultaron, una gran porción de los bonos del Tesoro recién emitidos se vendió en el extranjero, especialmente a los japoneses. En el lapso de dos o tres años, Estados Unidos pasó de ser la nación más acreedora del mundo a ser la más endeudada.
La redistribución del ingreso hacia arriba y el creciente endeudamiento exterior de Estados Unidos estuvieron orgánicamente vinculados a la desindustrialización del país. Grandes extensiones del medio oeste llegaron a conocerse como el “cinturón del óxido”. A mediados de los años sesenta, la manufactura constituía el 27 por ciento del producto interno bruto estadounidense y empleaba al 24 por ciento de la mano de obra. Para principios de la década de 2000, el peso de la manufactura se había reducido al catorce por ciento de la producción total y empleaba sólo al once por ciento de la mano de obra total.
Básicamente, los salarios reales por hora para obreros de base llegaron a su punto más alto a principios de los años setenta. Durante la mayor parte de las últimas tres décadas y media, la compensación real por unidad de trabajo ha estado por debajo de ese nivel. Sólo ocasional y brevemente, por ejemplo en la fase final del auge económico de los años noventa, los pagos netos reales por hora se han acercado o han superado a los de principios de los setenta. En la medida en que las familias obreras han aumentado sus ingresos en las últimas décadas, ha sido debido a que ambos cónyuges tienen trabajos de tiempo completo, trabajan muchas horas extras o hasta en dos empleos, si es que hay tales empleos disponibles.
Sin embargo, para el principio de la década de 2000, estos medios generalizados de aumentar el ingreso familiar prácticamente se habían agotado. Al mismo tiempo, los trabajadores han enfrentado un agudo aumento en ciertos gastos básicos: la vivienda (tanto comprada como rentada), los servicios médicos y las colegiaturas universitarias para sus hijos. Así que han tenido que endeudarse más. En la víspera de la actual crisis, a principios de 2007, el promedio de endeudamiento familiar era 30 por ciento mayor que el ingreso anual disponible. Esto fue posible principalmente porque las familias adquirieron préstamos respaldados por sus viviendas “aprovechándose”, por decirlo así, de la entonces creciente burbuja en los precios de la vivienda.
El auge de los punto com y la burbuja inmobiliaria
Para entender la burbuja en los precios de la vivienda que hubo a principios y mediados de la década de 2000, hay que retroceder un poco para mirar el llamado auge de los punto com de mediados y finales de los años noventa. Éste fue un clásico ciclo de auge y caída como los que describió Marx en El capital. Una ráfaga de inversiones, principalmente en nueva tecnología —en este caso, la informática, los servicios de Internet y las telecomunicaciones—, aumenta lo que Marx llamó la composición orgánica del capital. Esto es el valor de los medios de producción (el tiempo de trabajo encarnado en ellos) necesario para emplear trabajo vivo. En la economía burguesa, se llama capital por trabajador. Un aumento en la composición orgánica del capital hace bajar la tasa de ganancia. Incluso si la productividad aumenta y los salarios no, el aumento de la ganancia por trabajador no compensa el incremento de capital por trabajador.
Esta dinámica pudo observarse claramente en el auge en los noventa del sector de telecomunicaciones, uno de los pilares de la “nueva economía” o “revolución TI (tecnología de la información)”. La recuperación de capital de las empresas de telecomunicaciones cayó continuamente del 12.5 por ciento en 1996 al 8.5 por ciento en 2000. En ese entonces, un analista de Wall Street, Blake Bath, describió a su modo la ley de la disminución de la tasa de ganancia aplicada a las telecomunicaciones. “Parece que el sector está muy sobrecapitalizado”, juzgó. “El gasto ha aumentado a niveles absurdamente rápidos con respecto a los ingresos y ganancias que ese gasto produce” (Business Week, 25 de septiembre de 2000). O, como lo puso Marx en el volumen III de El capital: “El verdadero límite de la producción capitalista lo es el propio capital [énfasis en el original].”
En 2000-01, el auge de los punto com se convirtió en caída, dando paso a una recesión. Buscando suavizar el impacto del declive económico, Alan Greenspan, director de la Reserva Federal (el banco central estadounidense), inundó con dinero los mercados financieros. Para 2003, la Fed recortó la tasa de interés sobre los préstamos a corto plazo de sus bancos miembros del 6.5 al uno por ciento, lo que en ese momento fue el interés más bajo en medio siglo. Durante la mayor parte de este periodo, la llamada tasa de fondos federales estuvo por debajo de la tasa de inflación. En los hechos, el gobierno estaba regalando dinero a los financieros de Wall Street. A finales de 2004, el Economist de Londres advirtió que “la política de dinero fácil” de Estados Unidos “ha desbordado sus fronteras” y “ha inundado los precios de las acciones y las casas en todo el mundo, inflando una serie de burbujas de precios sobre activos.”
En el centro de la actual crisis hay un tipo de instrumento financiero conocido como derivado. Los tradicionales títulos financieros primarios —bonos y acciones corporativos— representan en el sentido legal y formal la propiedad sobre bienes, es decir, bienes y servicios que encarnan valor de uso así como valor de cambio como productos del trabajo. Los derivados se basan en los títulos primarios o están conectados a ellos de alguna forma. Un tipo importante y típico son las coberturas por riesgos crediticios. Formalmente, y quiero enfatizar la palabra formalmente, es una especie de póliza de seguro contra la insolvencia de los bonos corporativos. Sin embargo, uno puede comprar un canje financiero contra el impago del crédito sin tener los bonos corporativos. En ese caso es una forma de especular con que la corporación se vuelva insolvente. Imaginen que 20 personas están aseguradas contra el incendio de un mismo edificio, 19 de las cuales no son dueñas del edificio. Bueno, bienvenidos al mundo de los derivados. Además, se puede especular con el cambio en el precio de una cobertura de riesgo crediticio mediante lo que se conoce como opciones put y call.
El punto básico es que se han acumulado derivados sobre derivados sobre otros derivados. Para cuantificar: en 2005, si se sumaba todo el valor nominal en el mercado de todos los derivados del mundo, el resultado era tres veces mayor que el de los títulos primarios en los que supuestamente se basan. Para entender la extrema gravedad de la actual crisis financiera, hay que reconocer la inmensa magnitud de lo que Marx llamó “capital ficticio” que se ha generado en las últimas décadas. A principios de los años ochenta, si se sumaba el valor nominal en el mercado de todos los bonos y acciones corporativos y también de los bonos gubernamentales por todo el mundo, el resultado se aproximaba a la producción anual de bienes y servicios, lo que los economistas burgueses llaman el producto interno bruto global. En 2005, el Fondo Monetario Internacional calculó que si se hacía esa misma operación, el valor de sólo los títulos primarios era casi cuatro veces mayor que el producto interno bruto global. Y si se añaden los derivados, la cantidad de riesgo en el sistema financiero se ha multiplicado muchas veces.
Charles R. Morris, un periodista financiero de mentalidad crítica, describió cómo se tramó este Everest de “riqueza” espuria de papel:
“¿Cómo pudo llegar tan alto el apalancamiento? En la clase de instrumentos de los que hemos estado hablando, hay relativamente pocos ‘nombres’ o empresas subyacentes, cuyas acciones son ampliamente intercambiadas, unos cuantos cientos cuando mucho. Y un número relativamente pequeño de instituciones, especialmente los bancos globales, los bancos de inversión y los fondos crediticios sin regulación, realizan la mayor parte de este intercambio. De hecho, han construido una inestable torre de naipes de deudas vendiéndoselas y comprándoselas entre ellos, registrando ganancias en cada operación. Ésta es la definición de un esquema piramidal. En la medida en que el régimen de dinero gratuito previno la insolvencia, la torre podía tambalearse, pero seguía en pie. Pero pequeñas alteraciones en cualquier parte de la estructura pueden derribar toda la torre, y los movimientos sísmicos que ya se sienten prometen alteraciones muy grandes.” [énfasis en el original]
—The Trillion Dollar Meltdown: Easy Money, High Rollers, and the Great Credit Crash [El desplome del billón de dólares: dinero fácil, apostadores fuertes y el gran crac crediticio] (2008)
Conforme colapsa la torre de deudas, presiona implacablemente a la baja los precios de todos los activos financieros que no sean títulos gubernamentales del Primer Mundo. Y pronto puede sucederle también a éstos.
Impacto en Europa Occidental y Japón
La crisis financiera ha exacerbado enormemente las tensiones y conflictos de interés interimperialistas en lo que cada vez se conoce más como la des-Unión Europea. Los diversos esquemas de rescate nacionales han intensificado la competencia financiera al interior de la UE. El capital monetario especulativo de corto plazo entra a aquellos países —como Irlanda, inicialmente— en los que la política gubernamental hace parecer más seguros a los bancos y otras instituciones financieras. Y luego vuelve a salir cuando otros gobiernos ofrecen otros paquetes de rescate aparentemente más generosos.
También hemos visto una ruptura creciente entre los dos países centrales de la UE y la zona del euro: Alemania y Francia. El vanagloriado presidente francés, Nicolas Sarkozy, que por casualidad también ocupó la “presidencia” rotativa de la UE durante la segunda mitad de 2008, se presenta a sí mismo como el salvador del capitalismo mundial. Ha impulsado varios ambiciosos esquemas regulatorios financieros y de “estímulo” económico tanto en la UE como internacionalmente. No hace falta decir que las poses de Sarkozy no le han ganado amigos entre los gobernantes de los estados imperialistas fuera de Francia.
En particular, la clase dominante alemana, representada por el gobierno de coalición de demócratas cristianos y socialdemócratas, ha rechazado groseramente los diversos esquemas del francés. Nada de geld alemán, declaman, va a gastarse para costear el libertinaje y las flaquezas económicas de sus “socios” europeos. Más en general, quienes mandan en Berlín han insistido que le corresponde a otros países —léase Estados Unidos— arreglar sus propias economías de un modo que ayude también a Alemania. En palabras del ministro de economía alemán Michael Glos: “Sólo podemos confiar en que las medidas que adopten los otros países…ayuden a nuestra economía de exportaciones” (Financial Times, 1º de diciembre de 2008). ¡Siga soñando, Herr Minister!
Japón, que desempeña un papel muy importante en la economía mundial, no ha recibido suficiente atención de la prensa financiera estadounidense. Japón es la segunda economía más grande del mundo. Y, de manera más importante, el mayor acreedor del mundo. Aunque China lo ha superado recientemente como el mayor propietario de títulos del gobierno estadounidense, Japón es un acreedor mucho mayor de las corporaciones privadas de todo el mundo.
En 1989-90, estalló una burbuja de bienes raíces y valores bursátiles en Japón, lo que dio paso a una década de estancamiento, que más tarde llegó a ser conocida como “la década perdida”. Las autoridades monetarias forzaron la baja en las tasas de interés a prácticamente cero para estimular la inversión. Lo que pasó fue que esta medida funcionó, pero no en la forma que las autoridades del gobierno pretendían. El enorme exceso de capacidad industrial y de “préstamos bancarios morosos” desalentaron las inversiones adicionales en el mismo Japón. Así que los financieros japoneses y los inversionistas de todo el mundo pidieron préstamos baratos en Japón para luego invertir en otros países donde por algún motivo u otro la tasa de rendimiento era mayor. En la prensa financiera esto se conoció como el “carry trade de yenes”.
Ahora, esta práctica ha sido obligada duramente a invertir su marcha. Es decir, los inversionistas están vendiendo sus activos en todo el mundo, a precios cada vez más bajos, para pagar las deudas que contrajeron con los bancos y otras instituciones de Japón. Pero esto se ha convertido en un proceso contraproducente, pues, conforme este dinero entra a Japón, hace que el valor del yen aumente respecto a las divisas de casi todos los demás países en los que los deudores habían invertido. Así que eso aumenta el peso de su enorme deuda y de los futuros pagos. Imaginen que están vaciando una gran tina de agua, y que por cada cubeta que sacan, una cubeta y media entra por un conducto subterráneo. Bueno, ésa es la situación que enfrentan los inversionistas extranjeros y japoneses que por más de una década aprovecharon el “carry trade de yenes”.
Al mismo tiempo, el aumento en el precio del yen está haciendo que aumente el valor de los bienes japoneses en los mercados mundiales en un momento en el que la demanda global disminuye rápidamente. El núcleo del capitalismo industrial japonés está recibiendo un fuerte golpe. Por primera vez en siete décadas, Toyota espera tener pérdidas este año fiscal en sus negocios de autos y camiones. Sony ha anunciado que despedirá a cinco por ciento de la fuerza de trabajo de su división de electrónica y que cerrará hasta seis fábricas alrededor del mundo.
La crisis global sacude la economía “socialista de mercado” de China
Así que, ¿qué hay de China —que entendemos no es capitalista, sino un estado obrero burocráticamente deformado—? Durante la crisis financiera del Asia Oriental de 1997-98, China logró evitar el impacto de la crisis al expandir sustancialmente la inversión en construcción e infraestructura industriales. Y el régimen estalinista de Beijing está tratando de repetir esas medidas ahora. A principios de noviembre anunció un gran paquete de estímulo (equivalente a 585 mil millones de dólares) que se enfoca en expandir la infraestructura: vías férreas, carreteras, aeropuertos, puertos y cosas así. Posteriormente, sin embargo, ha resultado que la cantidad es mucho menor que la que se había indicado originalmente. Sólo una cuarta parte de los fondos vendrán del gobierno central; las otras tres cuartas partes deberán salir de organismos gubernamentales locales y bancos estatales. Pero los recursos financieros de estas instituciones son mucho más limitados. Stephen Green, un economista del Standard Chartered Bank de Shanghai, comentó al respecto: “Con la caída de las rentas públicas, es difícil imaginar cómo podrían los gobiernos, bancos y empresas locales compensar el resto de los Rmb 4 billones” (Financial Times, 15-16 de noviembre de 2008).
El camarada Markin y yo hemos estado discutiendo sobre el impacto que tendrá la crisis mundial en China. Y los dos coincidimos en que, esta vez, a diferencia de lo que ocurrió a finales de los noventa, la economía china no va a salir básicamente ilesa. Para empezar, éste no es un declive económico regional sino global. Y está centrado en Estados Unidos y Europa Occidental. Todo indica que va a ser muy grave y bastante prolongado. Una de sus consecuencias es que incrementa el proteccionismo antichino en Estados Unidos y Europa Occidental.
Vamos a ver, y ya estamos viendo, el lado malo y la inflexibilidad de lo que los estalinistas chinos llaman la economía “socialista de mercado”. En China hay decenas de miles de fábricas que emplean a decenas de millones de trabajadores y que pertenecen a empresarios nacionales, capitalistas chinos de ultramar de Hong Kong y Taiwán y corporaciones extranjeras que producen bienes específicamente destinados a los países capitalistas avanzados, bienes como juguetes, reproductores de CDs y sistemas de posicionamiento global para autos. Estas fábricas no pueden virar fácil y rápidamente su producción a, digamos, electrodomésticos para los obreros y campesinos chinos. Y eso sería así incluso si el Ejército de Liberación Popular volara helicópteros sobre los barrios obreros y las aldeas campesinas arrojando paquetes de dinero a los habitantes.
Además, el régimen de Beijing ha alentado su propia versión de la burbuja de precios de la vivienda y un auge en la construcción residencial. La numerosa y cada vez más pudiente pequeña burguesía urbana china —los yuppies chinos— pidieron préstamos para comprar, construir y expandir casas, no sólo para vivir en ellas, sino como inversión financiera. Esperaban que sus precios en el mercado continuaran subiendo en espiral. Bueno, pues la burbuja de la vivienda ya reventó. En un vecindario acomodado de Beijing, el precio de compra de departamentos nuevos cayó en un 40 por ciento entre febrero y octubre del año pasado. El Economist de Londres (25 de octubre de 2008) comentó: “El mercado de la vivienda produce desagradables sorpresas a las nuevas clases medias de China.” Desde luego, nosotros no estamos tan preocupados por las desventuras de los yuppies chinos. Sin embargo, nos preocupa mucho el efecto que el colapso de la burbuja de los precios de vivienda tenga en nuestra clase: el proletariado. Este colapso tuvo el efecto de deprimir la industria de la construcción residencial, mucha de cuya mano de obra consiste en obreros hombres emigrados del campo.
Lo que resulta de todo esto es que China, a diferencia de casi todos los países capitalistas, no va a entrar en una recesión; pero es probable que sí experimente un declive agudo en su tasa de crecimiento, que en el último par de décadas ha promediado cerca de un diez por ciento. Correspondientemente, habrá un gran aumento en el número de desempleados urbanos, tanto obreros que sean despedidos del sector privado como campesinos que lleguen a las ciudades en busca de empleos sin poder encontrarlos. Según las cifras oficiales, para el final de noviembre, 10 millones de trabajadores migratorios perdieron sus empleos en la China urbana. Y esta angustia económica va a producir un aumento en el descontento social. Ya ha habido protestas furiosas de los obreros fabriles despedidos en el delta del Río Perla, la principal región china de manufactura ligera para los mercados del Primer Mundo. Lo que no sabemos ni podemos saber es si el aumento del descontento obrero desestabilizará la situación política. Eso está más allá del alcance de nuestro conocimiento actual.
La resurrección del keynesianismo
¿Qué es más probable que ocurra? Todo indica que éste será un declive económico mundial excepcionalmente grave y prolongado, especialmente duro en Estados Unidos y Gran Bretaña. Al nivel ideológico y, en menor medida, al nivel de las políticas de gobierno, vamos a ver, y ya estamos viéndolo, un giro de derecha a izquierda en el espectro político burgués: políticas fiscales basadas en el aumento del gasto deficitario, nacionalización parcial de los bancos y otras instituciones financieras, intentos de expandir y apretar la regulación de las transacciones financieras y cosas así.
El camarada Robertson y otros han observado que el monetarismo como doctrina quedó completamente desacreditado y que el keynesianismo está otra vez de moda. He encontrado más referencias positivas a John Maynard Keynes en la prensa financiera de lengua inglesa en las últimas seis semanas que en los últimos diez años. La camarada Blythe señaló que hay un mito liberal muy enraizado en Estados Unidos de que fue el New Deal de Franklin Roosevelt, basado en las doctrinas de Keynes, lo que sacó a Estados Unidos de la Gran Depresión de los años treinta. No, lo que sacó a Estados Unidos de la Depresión fue la expansión de las “obras públicas” durante la Segunda Guerra Mundial, y por “obras públicas” quiero decir tanques, bombarderos, portaaviones y la bomba atómica.
Ya hemos escrito sobre el keynesianismo en el pasado, desgraciadamente, en un pasado demasiado distante en términos de la historia de nuestra tendencia. Les recomiendo en particular tres textos. A principios de los años sesenta, Shane Mage, uno de los fundadores de nuestra tendencia, escribió una tesis doctoral, “La ‘ley de la tendencia decreciente en la tasa de ganancia’: Su lugar en el sistema teórico marxista y relevancia para la economía estadounidense” (Universidad de Columbia, 1963). Por cierto, su asesor de tesis fue Alexander Ehrlich, el autor de The Soviet Industrialization Debate 1924-1928 [El debate sobre la industrialización soviética, 1924-1928]. La obra de Mage contiene una sección en la que explica la diferencia entre el entendimiento de Marx y el de Keynes sobre cuál es la causa básica de los declives económicos. En el declive económico mundial de 1974-75, yo escribí un artículo llamado “Marx vs. Keynes” (WV No. 64, 14 de marzo de 1975, reimpreso en WV No. 932, 13 de marzo de 2009), que era en parte teórico y en parte empírico. Y en 1997-98, WV publicó una serie bajo el encabezado general “Wall Street y la guerra contra la clase obrera”. La tercera parte, “El New Deal de los años treinta y el reformismo sindical” (WV No. 679, 28 de noviembre de 1997), contiene un análisis de Keynes a nivel teórico y un análisis empírico de Estados Unidos durante los años treinta, las medidas reales del New Deal y los acontecimientos económicos de la Segunda Guerra Mundial.
Quiero concluir con un par de puntos en los que la situación actual difiere de la de los años treinta. Como ya he indicado, la situación actual es muy diferente en tanto que la enorme cantidad de deudas contractuales nominales y legales que no pueden pagarse supera por mucho, por grandes múltiplos, los recursos financieros de los gobiernos capitalistas. En Gran Bretaña y en Italia ya están teniendo dificultades para financiar los crecientes déficits presupuestales que resultaron de los diversos esquemas de rescate. El Financial Times (1º de diciembre de 2008) cita a Roger Brown, un analista financiero del banco suizo UBS, que señaló:
“Los gobiernos ya están teniendo problemas, lo que no presagia nada bueno viniendo poco después de la recapitalización [de los bancos] y del anuncio de que se necesitan más fondos adicionales.
“Debemos preguntarnos si habrá suficientes inversionistas para comprar los bonos, o al menos si esto no impulsará los rendimientos muy arriba para atraerlos.”
Así que todos estos esquemas de rescate pueden compensar cuando mucho una pequeña fracción de las pérdidas.
Lo segundo es que Estados Unidos está entrando en este profundo declive con una enorme deuda preexistente, que en gran parte pertenece a gobiernos e inversionistas del este asiático. Y esto pone un límite superior bastante estrecho a los gastos deficitarios adicionales. En su primer pronunciamiento después de las elecciones, Barack Obama trató de disminuir, no de alentar, las expectativas de que Estados Unidos volverá pronto a la “prosperidad”: “Lo he dicho antes y lo repito ahora: no va a ser rápido ni va a ser fácil para nosotros salir del agujero en el que estamos.” Así habló el nuevo jefe del ejecutivo del país capitalista más poderoso del mundo.
Así que ¿cuál es la solución? Es, como sabemos, una simple y radical. La clase obrera debe adueñarse de los recursos productivos de la sociedad —las fábricas, los sistemas de transporte, los sistemas de generación de energía eléctrica— de los capitalistas y, mediante el establecimiento de una economía planificada, usar estos recursos en el interés de la clase obrera y de la sociedad en su conjunto. Pero, para hacer eso, hace falta un partido político que represente los intereses de la clase obrera contra los de la clase capitalista. En Estados Unidos, un partido como ése también defendería los derechos e intereses de las minorías oprimidas negra y latina, lucharía por los derechos de los inmigrantes y todos los demás sectores oprimidos de la sociedad. Para construir un partido así, los obreros deben romper, en particular, con el Partido Demócrata, es decir, el más liberal, o el que suena más liberal, de los partidos del capitalismo esta- dounidense. También es necesario deshacerse de la burocracia sindical procapitalista existente y remplazarla con una dirigencia que luche por los intereses de los obreros y, otra vez, de todos los oprimidos. Y sólo cuando eso haya ocurrido será posible llevar a cabo un principio básico, a saber, que quienes trabajan deben gobernar.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/31/crisis.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.17 09:24 EDUARDOMOLINA 26J o el batacazo (definitivo) de Ciudadanos. Votar a C's, como al PSOE, es no saber qué se vota. Ambos partidos, tanto PSOE como Ciudadanos, han demostrado en sus políticas de pactos que es indiferente pactar con izquierda o con derecha.

Por David Bollero
http://blogs.publico.es/david-bollero/2016/05/17/26j-o-el-batacazo-definitivo-de-ciudadano/
"De cara a las próximas generales del 26 de junio se habla del PP, del PSOE y, por supuesto, de la gran novedad de esta cita electoral, de Unidos Podemos (IU y Podemos). Sin embargo, ¿qué sucede con Ciudadanos? En las elecciones del 20 de diciembre la formación liderada por Albert Rivera sufrió un duro correctivo a sus expectativas: para ser un partido que se presentaba por primera vez a unas Generales, conseguir 3,5 millones de votos y 40 diputados es un gran logro, pero está lejos de lo que la formación naranja ambicionaba. Quedaba a mucha distancia de su gran rival en esa cita: Podemos.
La mediocre actuación de Rivera en los debates, que se suponía que era una de sus grandes bazas dado su pefil fraguado en debates universitarios, así como su ‘peculiar’ modo de combatir la violencia de género, le pasaron factura. Ahora, en el arranque de la precampaña, el argumentario que presenta tan sólo está a la altura del Rivera de aquellos debates. Sacar a relucir su perfil netamente capitalista, presentar el mundo neoliberal como el paraíso y contraponerlo al modelo venezolano o griego es de un simplismo tan hueco que no cala ni en el más desinformado… sólo a sus hinchas.
Mucho habrá de cambiar Rivera su discurso si quiere conservar el voto que ‘robó’ del granero del PP -que presumiblemente volverá al redil-. Más aún si consideramos que votar a Ciudadanos, como sucede con el PSOE, es no saber qué se vota. Ambos partidos, tanto PSOE como Ciudadanos, han demostrado en sus políticas de pactos que es indiferente pactar con izquierda o con derecha, lo importante es conformar Gobierno, como si luego no fuera a ver implicaciones. Y eso es grave, muy grave, porque se pierden principios básicos por el camino y, para un votante que realmente está informado, eso es imperdonable.
A todo ello se suma, además, algunos casos puntuales de corrupción, cambios de primeros de lista inexplicables, primarias que no son primarias o algún que otro aforamiento para evitar se juzgado. “Vieja política”, como le gusta decir a Rivera.
Adicionalmente, otro factor que pronostica una caída de Ciudadanos es el hecho de que la ley electoral le penalizará aún más. Según la consultora GAD3, la aparición de la coalición impulsada por IU y Podemos (Unidos Podemos), que cada vez va atrayendo a más fuerzas políticas, da un vuelco al reparto de votos. Si a IU le hicieron falta 462.000 votos para conseguir un diputado, en Unidos Podemos únicamente necesitará 61.000 votos (14.000 votos menos de los que necesitó Podemos el 20D).
En este cambio de reparto de votos, Ciudadanos sale perdiendo. En las elecciones de diciembre, la formación naranja necesitó 88.000 votos por escaño y, ahora, según GAD3, necesitará 9.000 votos más (97.000). El bloque de centro derecha también habrá de sumar 5.000 votos más por diputados.
Así las cosas, Rivera no sale a ganar, diga lo que diga, sale a ser de nuevo el perejil para todas las salsas pero, especialmente, para la salsa del PP con la esperanza de que una alianza de dos sea suficiente para formar Gobierno. Volver a pactar con PSOE será complicado, porque si Unidos Podemos asciende como parece que hará, el electorado de izquierdas no perdonará jamás a Pedro Sánchez que vuelva a adherirse a la derecha para tocar La Moncloa. Sería su última traición a un PSOE que, mal que le pese, está muy lejos del PSOE de antaño.
Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.
Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.06.17 11:45 InigoErrejon El 13 de junio como tercer hito del proceso de cambio. De las posiciones ganadas a la ofensiva. Íñigo Errejón

.
Hola compañeras y compañeros.
.
Llevaba tiempo queriendo sacar un hueco para levantar la cabeza, más allá de la coyuntura , de la disputa del día a día y de los ritmos mediáticos. Comparto aquí mi análisis por escrito sobre la trayectoria recorrida y cómo se ha movido la correlación de fuerzas, el momento actual y los retos que tenemos ante nosotros. creo que es importante contribuir a la discusión y, especialmente, acuñar interpretaciones y narraciones nuestras, que no sólo nos describan y expliquen nuestra historia desde fuera.
actualización:
Me han hecho notar, algunas observaciones, el lenguaje excesivamente "técnico" y, otras, "belicista". Con respecto a lo primero, las ideas complejas a menudo requieren términos más específicos, pero trataré de corregirlo. Por lo segundo, es deformación gramsciana. No implica voluntad guerrerista ni violentista sino pensar la política como una actividad de conflictos y consensos.
Espero que sea útil. Salud compañ[email protected]
.
Iñigo Errejón, secretario Político de Podemos
_ La constitución de los ayuntamientos este sábado 13 de junio ha supuesto un nuevo hito en el ciclo de cambio político en el que está inmerso nuestro país. Seguramente el tercer hito del ciclo. A menudo las fechas sirven para fijar y mirar con perspectiva procesos más complejos y nunca lineales. Así podríamos decir que este ciclo nació un 15 de mayo de 2011, con una movilización social transversal que, aunque no fue capaz de transformar los equilibrios de poder al interior del Estado en favor de los sectores subalternos, sí introdujo modificaciones decisivas en el sentido común de época -en gran medida, las razones de los sectores empobrecidos por la gestión regresiva y oligárquica de la crisis-, que pusieron a las élites culturalmente a la defensiva y abrieron posibilidades inéditas de cambio político. El siguiente hito fue la irrupción política y electoral de Podemos en las elecciones Europeas del 25 de mayo de 2014. Una irrupción que no tenía nada de necesaria ni estaba implícita en el momento, que fue modesta y que sin embargo abrió una dinámica inesperada en la política española. La Asamblea de Vistalegre en Otoño de 2014 y la Marcha del Cambio del 31 de Enero de 2015 fueron momentos decisivos y reveladores, en condiciones no sencillas, de construcción política de otra voluntad popular posible, y con la firme decisión de cruzar la ventana de oportunidad histórica abierta.
_ Desde el 25 de mayo de 2014 hemos vivido un año largo e intenso, caracterizado por cuatro elementos de recorrido desigual. En primer lugar, una ofensiva oligárquica que da por amortizado el acuerdo social y político de 1978, que ha ido modificando de facto los contenidos del pacto constitucional en un sentido más regresivo y elitista. En términos más directos: los derechos conquistados por las generaciones anteriores ya no se encuentran en absoluto garantizados para las siguientes. Esto mina las bases de la confianza política, quiebra la idea lineal de progreso y genera tensiones en el bloque histórico, produciéndose una fuerte desafección en particular de los sectores medios, fundamentalmente asalariados, que ven amenazadas las perspectivas de ascenso social para sí mismos o para sus hijos y afrontan una aguda crisis de expectativas. Estos sectores venían jugando un rol central en la construcción de consenso en torno al orden de 1978 y sus élites. Para que nadie se llame a engaños, es importante señalar cómo parte de la reacción popular ante esta ofensiva tiene un carácter “conservador”, en el sentido de volver a un marco de convivencia que genere garantías y certidumbres también para la gente trabajadora. Es la imposibilidad de las élites para procurárselo y para renovar alguna meta colectiva que cohesione la comunidad política la que abre el escenario de impugnación de los sectores dirigentes, comenzando por el PSOE, que sufre más que nadie la quiebra del vínculo moral entre representantes y representados y la sensación de estafa entre los sectores subalternos.
_ En segundo lugar, se agudiza el agotamiento del sistema político y cultural nacido de 1978, de sus consensos y sus principales actores. El consenso emergente no es tanto el cuestionamiento de su origen y función como la percepción de su decrepitud y la desconfianza, en que quienes han conducido el país hasta aquí, puedan protagonizar las transformaciones democráticas y sociales que éste, necesita. En esa descomposición, la corrupción juega un papel central. Si ayer era un engrasante entre el modelo de (sub)desarrollo basado en la construcción y la especulación, hoy es un factor de descrédito generalizado de unas élites políticas vistas como muy parecidas entre sí y muy alejadas de la ciudadanía. Actúa también como factor permanente de inestabilidad y descomposición: los de arriba tienen difícil hacer planes a largo plazo porque no controlan completamente los calendarios ni pueden mantener la cohesión corporativa interna. A este respecto, la declaración de Jordi Pujol en el Parlament: (“que nadie se crea que puede cortar una rama sin afectar al árbol”) es elocuente sobre los efectos imprevistos de ruptura de la omertà.
_ En tercer lugar, el creciente contraste entre la inquietud y agresividad de las élites, por un lado, y la ilusión recuperada por amplios sectores de la ciudadanía que antes estaban resignados y ahora ven posible el cambio. Esta correlación moral de fuerzas no es un dato menor para pensar la evolución de la disputa en esta coyuntura inestable. Los de arriba parecen confiar en contener el impulso del cambio de este año, desgastar a sus principales figuras -y encerrar a sus partidarios a hablar de sí mismos- y ensayar tímidas operaciones cosméticas o de cambios menores para apuntalar el edificio viejo. En todo caso, no parece haber cohesión entre ellos sobre la tensión adecuada entre el grado de apertura a cambios controlados y el cierre y atrincheramiento defensivo a la espera de que pase este “año tempestuoso” en el que casi todo es posible. En este contexto la contienda electoral ocupa un lugar central en un año en el que todas las instituciones democráticas están en juego y cada una de las citas electorales es vivida también en clave nacional.
_ El sábado 13 de junio ha sido emblema de una primavera democrática que de nuevo, como en las grandes transformaciones recientes en nuestra historia, comienza por las grandes ciudades. Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Cádiz, Compostela o Coruña son gobernadas por fuerzas y liderazgos que comparten, en diferente grado, su origen relativamente exterior al sistema político tradicional y haberse fijado el objetivo de recuperar unas instituciones que se identifican como patrimonializadas por las minorías privilegiadas. Estamos ante una verdadera irrupción plebeya ?– de “los sin título”, de quienes no tienen amigos poderosos pero se tienen a miles?– por la cual quienes ayer eran menospreciados, como problema de orden público o “minorías ruidosas” hoy han construido mayorías convertidas en poder político. A la vez, el 24 de mayo arrojó la entrada del cambio en todos los parlamentos autonómicos que se sometían a elecciones, en una inserción y construcción territorial que en todos los casos aumentaba considerablemente su fuerza. Mirando hacia atrás, se podría decir que no hay muchas referencias de consolidación y crecimiento a este ritmo y en estos plazos; mirando hacia delante, que la tendencia, pese a las particularidades de cada lugar, es clara: la fuerza de cambio aumenta cada vez que se abren las urnas. Nada de esto habría sido posibles sin los mayos de hace cuatro años y de hace uno.
_ Un indicador crucial de la importancia del momento reside más en lo cualitativo que en lo cuantitativo: tras años de mirar las instituciones con desgana, hartazgo o indignación, miles de ciudadanos abarrotaban las plazas de los ayuntamientos para celebrar las nuevas alcaldías. ¿Cuánto hay que remontarse para encontrar una expresión similar de emoción popular e ilusión por un tiempo nuevo? No estamos ante una cuestión estética, sino ante una pasión política, que es el motor imprescindible de los procesos democratizadores: gentes que recobran la ilusión por lo común, que celebran juntas y se proponen metas compartidas. Ninguno de los actores tradicionales es capaz de generar esta esperanza entre gentes tan distintas, que a menudo ni siquiera se conocían previamente. No es exagerado decir entonces que, con los límites y toda la prudencia necesaria por las muchas debilidades aún arrastradas, el pasado sábado se respiraba un aire constituyente, de la creencia de los “sin título” en su poder colectivo.
_ Este avance de las fuerzas del cambio político no ha sido homogéneo, ni se ha encontrado con dificultades similares de un lugar a otro. En general, ha tenido mucho mayor empuje en las grandes ciudades y, muy en especial, allí donde liderazgos carismáticos y aún no golpeados han sido capaces de encarnar y despertar esperanzas transversales entre sectores muy diversos ?desde activistas de los movimientos sociales hasta abstencionistas tradicionales, nuevos votantes o votantes de los partidos viejos en busca de opciones de cambio percibidas como “suaves”. El factor multiplicador, por tanto, no han sido tanto las coaliciones o sumas de siglas ? ¿cuántos de los votantes conocían las trabajosas conformaciones de listas o los procesos de construcción de programa?? cuanto la capacidad de seducir en campo ajeno, cambiando los términos de la discusión y escapando a las maniobras de cerco; la capacidad, una vez más de patear el tablero, sumando a quienes hasta ayer confiaban en los actores políticos tradicionales. A este respecto, toda lectura de los resultados del 24M debe ser audaz y, por consiguiente, poner el acento, siempre, en los que faltan. Si la “unidad popular” significa algo no es, desde luego, la suma de siglas, sino la capacidad de tejer con sectores muy diversos, con las gentes realmente existentes con las que hay que construir pueblo, empezando por quienes aún confían en los de siempre. En definitiva, se trata no tanto de yuxtaponer, como de construir una identidad nueva.
_ Ahora la contienda política sufre una importante modificación. Se abre una guerra de posiciones gramsciana al interior del Estado. Se han conquistado importantes posiciones institucionales, que deben ser defendidas, ampliadas y construidas como icono y demostración: serán la mejor propaganda del cambio, de que las cosas se pueden hacer de otra forma, y la mejor herramienta contra la campaña del miedo. Millones de ciudadanos tienen ya gobiernos municipales por el cambio, al servicio de la gente. Y nada comunica como el ejercicio del poder. Ahora la tarea épica es la gestión, la eficacia, la eficiencia, la construcción de una cotidianidad diferente y la política de acuerdos y disputas que permita superar los vetos conservadores, de todas las fuerzas que van a jugar a torpedear el cambio. Junto a ello, y para no dejar solas las nuevas plazas municipales, es crucial la actividad, visibilidad, fiscalización e iniciativa de los grupos parlamentarios en todas las asambleas autonómicas, así como su coordinación estratégica.
_ Al mismo tiempo habrá que estimular desde la institución las condiciones para la reconstrucción de un tejido asociativo y civil que ha sido arrasado por décadas de ruptura de las comunidades y que ahora es imprescindible para acompañar, defender, empujar y desbordar los límites de las inercias burocráticas y hostigamiento del adversario. En el ámbito de la batalla cultural, el reto es doble: por un lado, dar pasos hacia una intelectualidad orgánica que defienda, explique, extienda y prestigie las razones del cambio y las instituciones ya ganadas. Por el otro, conformar y reunir a los sectores de expertos, profesionales y trabajadores de las administraciones públicas que pongan sus conocimientos, experiencias y creatividad al servicio de la gestión del cambio y su aterrizaje en realidades y lugares concretos. En este ejercicio, como siempre, habrá que correr y responder a las altas expectativas al tiempo que se forman los cuadros para el relevo y la ampliación de posiciones.
_ En tiempos acelerados no hay espacio para la quietud. La expresión “guerra de posiciones” hace referencia a la actividad de la política como construcción de sentido e identidades, pero no debe entenderse en forma estática. No hay estabilidad posible en las instituciones recién alcanzadas. Todo lo que no sea iniciativa y ofensiva será defensa, desgaste y cerco. Sólo es posible avanzar, pero a favor tenemos que la indecencia acumulada hará que las expectativas populares saluden cada paso, por modesto que sea, si está bien explicado. La prioridad es no cometer errores y construir equipos capaces de hacer y hacerlo mejor que el adversario, pero recuperando también lo que se hizo bien, lo que se dejó a medias, lo que no se pudo desarrollar por la patrimonialización de las instituciones por parte de las élites viejas. Las posiciones ya alcanzadas por el cambio deben ser cuidadas como un tesoro frágil, la confianza de nuestra gente está en juego, y no pueden ser abandonadas a disputas locales ni tampoco al tiempo plano de la normalidad. Debemos federarlas en un horizonte y relato común para una iniciativa política que, con la ilusión renovada y el terreno y herramientas ganados, siga incorporando a los que faltan para una mayoría popular en formación que sea el núcleo irradiador de un nuevo acuerdo e interés general.
.
Iñigo Errejón, secretario Político de Podemos
.
submitted by InigoErrejon to podemos [link] [comments]


2015.04.16 14:31 qryq ¿Pero quiénes son Ciudadanos?

<> (Esperanza Aguirre).
<> (Albert Rivera)
Dieron el salto del ámbito de la política catalana, donde ya llevaban algún tiempo, a la política nacional, y en su primera prueba de fuego, las Elecciones Autonómicas Andaluzas, han conseguido nueve escaños en el Parlamento de Andalucía. La formación política liderada por Albert Rivera se ha estrenado muy bien fuera de sus iniciales fronteras, y aparece como un actor importante en la baraja de las nuevas opciones políticas. ¿Pero quiénes son Ciudadanos? Pues básicamente un partido de la nueva derecha, una derecha maquillada, que esconde un ideario, una derecha más light, más civilizada, más moderna, práctica y funcional que la derecha clásica del PP y sus adléteres. Y en efecto, su programa económico, liderado por Luís Garicano, disfruta de las simpatías de los grandes agentes económicos, de las grandes empresas del IBEX-35 y hasta del mismísimo Joan Rosell. El PP ya comienza a tratarlo con respeto, como se comprueba en la declaración de Esperanza Aguirre, destacada en la cita inicial. E incluso en el ámbito europeo, disfrutan de la simpatía de la Alianza de Libertades y Demócratas por Europa.
Tenemos muchas "pistas" para intentar reconocer el auténtico ideario (más bien deberíamos hablar de propuestas, ya que en realidad no están adscritos a ningún ideario concreto) de Ciudadanos, como los frustrados intentos de converger con UPyD, a la cual parece que su electorado y dirigenetes les están pasando factura. En efecto, el partido de Rivera no reconoce ni apuesta por el Federalismo, ni por el derecho a la autodeterminación de los pueblos (obsérvese la encarnizada lucha que tienen en Catalunya con el frente independentista), ni por la implantación de la República, y mucho menos por la instauración de un Proceso Constituyente que permita regenerar todos los aspectos de nuestra limitada democracia, surgida a raíz del régimen político desde la Constitución de 1978. Sin adscripción ideológica formalmente definida, navegaron en un mar de propuestas que ellos tildan como <>, <>, <> o de <>, parcheando por aquí y por allá, a diestro y siniestro, para captar el voto de desencantados a izquierda y derecha del arco político, y sobre todo, del electorado más joven, nicho abundante de su reciente éxito electoral.
La juventud de su líder (de hecho, aparece como el político mejor valorado del conjunto de España según las últimas encuenstas del CIS), y su escape de la órbita de influencia de las clásicas ideologías, han calado entre un sector joven del electorado, que no vota al bipartidismo decadente, representando Ciudadanos una opción centrada y regeneradora para ellos/as. En su web aparecen bajo el eslógan <> Se definen muchas veces como partido "de centro" (algo que no existía desde la UCD postfranquista), y proponen medidas, algunas de ellas bajo un halo de falso progresismo, pero con una peligrosa letra pequeña que siempre hay que interpretar. Porque como decimos, su indefinición y ambigüedad está clara en casi todos los frentes que tocan, por lo que pensamos que, en realidad, las propuestas de Ciudadanos obedece a un moderno conservadurismo disfrazado de progresismo.
Y de este modo, no se definen, por ejmplo, en cuanto a sanidad pública universal (de hecho, el pasado 10 de marzo, Ciudadanos y PP fueron los únicos partidos que no firmaron la Declaración Institucional por la Universalidad del Derecho a la Salud, impulsada por Médicos del Mundo, y abogan por limitar la posesión y/o cobertura de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes), no se definen en cuanto a que si la religión debe estudiarse en la escuela pública o no, o en cuanto a cómo hay que abordar la política de vivienda y el drama de los desahucios. Tampoco lo hacen sobre cuestiones clásicas de reivindicación de la izquierda, como la Memoria Histórica, ya que según declaraciones del propio Rivera, ellos no están por el "revanchismo" ni por seguir alimentando los bandos, y no ven al resto de opciones políticas como adversarios, sino como compatriotas. Pero lógicamente, detrás de todo este lenguaje moderno y conciliador, se esconde la misma ideología que viene sosteniendo el PP durante décadas.
Parece por tanto que no acaban de tener claras algunas custiones, por lo cual se nos ofrecen como una opción oportunista, cambiante en el tiempo, y a la que, de vez en cuando, le sale una muy feroz vena conservadora. Pero veamos con más detalle algunos puntos importantes de su programa económico, muy interesado en líneas generales en medidas para favorecer el apoyo y crecimiento empresarial. Tenemos, por ejemplo, lo que ellos denominan el "Complemento Salarial Anual Garantizado" (mediante el que se gartantiza un complemento económico para todos los trabajadores/as hasta alcanzar un salario digno), una convergencia en los tipos del IVA hacia un tipo único en torno al 16%, que se aplicaría a casi todos los productos y servicios, la eliminación de la actual dispersión contractual, mediante la creación de un "Contrato Único" (de carácter, en principio, indefinido, que aumentaría progresivamente el coste del despido de los trabajadores/ras), o la propuesta de la denominada "Mochila Austríaca", bajo la que se esconde la importación del modelo de dicho país en cuanto a la reserva del 1% del salario bruto, que acumularían los trabajadores/ras con el paso de los años, acumulabales también a su paso por diferentes empresas durante su vida laboral, de cara a la cobertura de posibles indemnizaciones y jubilaciones.
Como puede comprobarse, estamos ante medidas de la corriente del neoliberalismo en su estado más puro, pero remozado bajo una supuesta capa de regeneración democrática, punto este fundamental para ellos, puesto que se muestran intransigentes en lo que a los casos de corrupción se refiere. Pero por supuesto, no apoyan a ninguno de los postulados de una política que pueda colocar por encima los intereses de la inmensa mayoría social, tales como una auditoría de la deuda (bajo llamadas a la "responsabilidad" de tener que pagarla), la nacionalización de las grandes empresas de los sectores productivos básicos, los amplios programas de generación de empleo, la creación de un sistema de banca pública, o la asignación de una renta básica para aliviar la grave crisis humanitaria que padecemos.
El auge ¿controlado? de Podemos, demandaba, sin embargo, un factor que contrarrestara su halo de alternativa sin color definido y de ideología ambigüa. Podemos tiene un caladero de votos muy variopinto: electores de IU, PSOE e incluso del PP, por lo que una hipotética mayoría electoral con sesgo izquierdista preocupaba a las instancias de poder invisible que han alentado por activa y por pasiva su actual fuerza sociopolítica. De ahí, la aparición súbita y artificial de Ciudadanos, un engendro político que puede detener la hemorragia previsible de votos en el PP. Ciudadanos es una solución de emergencia que pretende dos objetivos concretos: recabar votos y voluntades desafectos enojados con el PP de Rajoy para la derecha, y restar adhesiones a Podemos. En el fondo, está aflorando un bipartidismo alternativo al consabido de PP y PSOE. ¿Desempeñarán Podemos y Ciudadanos roles indénticos a PSOE y PP o solo de cobertura excepcional ante una situación crítica del entramado sociopolítico en vigor? Pronto saldremos de dudas de si existe margen para un proyecto histórico diferente al surgido de la transición franquista.
Así que ya sabemos lo que podemos esperar de la formación política de Albert Rivera. Por tanto, el verdadero cambio político que rompa el escenario actual sólo podría venir si Podemos no defrauda en sus expectativas, si consigue seguir ilusionando a una mayoría social de regenerar la vida pública, de acabar con la austeridad, de garantizar los derechos humanos y de acabar con la explotación y con el modelo de crecimiento depredador que nos ha caracterizado en épocas pasadas. Porque tal y como afirmó Pablo Iglesias: <>
submitted by qryq to podemos [link] [comments]


2015.04.07 22:55 javier-b Algunas reflexiones sobre las elecciones pasadas y futuras

Desde las elecciones en Andalucía llevo viendo en la Plaza un buen grado de decepción, acompañada o no de crítica. Ahora, con algo de distancia y habiendo leído y escuchado las opiniones y análisis de muchos compañeros, quiero exponer mi análisis de dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos.
Es cierto que el resultado, aún siendo bueno, no nos acerca a gobernar. Sin embargo, se han dado algunas circunstancias con pocos o ningún precedente en el sistema electoral español del 78 que son esperanzadoras.
La primera es la entrada de una nueva fuerza en un parlamento con nada menos que 15 escaños. A pesar de estar el partido escasamente organizado supera, con mucho, a las tradicionales fuerzas bisagra como el Partido Andalucista, Euzkadiko Ezkerra o UPyD. AGE consiguió un gran éxito al superar, con 9 diputados autonómicos, al BNG, aunque contaban con una organización más madura y con el liderazgo de Beiras, con lo que arrastraban ya de partida a votantes de BNG.
Otra de las conclusiones que podemos extraer y, por cierto, no la menos relevante, es que las encuestas se cumplen. Los resultados de las europeas podían ser un espejismo: el votante no les concede gran importancia por lo que la abstención, unida al voto de castigo, nos podían haber situado en una posición que no tuviese consecuencias en las citas electorales en las que se movilizan las grandes campañas y las masas de votantes.
No ha sido así y, aunque nos hemos quedado en los resultados más bajos que se pronosticaban, lo hemos hecho después de una durísima campaña de desprestigio unida a otra campaña para promocionar a Ciudadanos, un partido construido a base de aglutinar fuerzas políticas locales en torno a la figura de un líder astuto y al que le exigen muy poco en el terreno ideológico.
De un lado tenemos a Podemos, una fuerza que nunca ha tenido representación parlamentaria, sometida al escrutinio casi microscópico de los medios y de los grandes partidos del sistema. Del otro, tenemos a un Rivera que tiene ya un largo bagaje político del que apenas se habla. Sus votantes no saben de su negativa a condenar el franquismo, ni de sus muestras de autoritarismo dentro de su partido. Tampoco ha sido sometido a entrevistas duras o se le han echado en cara los casos más discutibles de limpieza política, como los problemas con la ley de Jordi Cañas, relevado de su cargo público pero que sigue cobrando del partido.
La rivalidad con Ciudadanos va más allá de representar lo que se ha dado en llamar la "nueva política". La ambigüedad deliberada de un partido que exhibe ideario neoliberal mientras se define como de centro izquierda se ve reforzada por los dos grandes partidos: para el PP es de izquierdas y para el PSOE es de derechas, afianzando la idea de que ocupa una posición de centralidad a la que Podemos aspira. Más que un partido-bisagra es un partido-tirita, diseñado para parar la sangría de votos de las fuerzas que tratan de apuntalar la maltrecha legitimidad del régimen del 78 y garantizar la gobernabilidad de los partidos de gobierno de éste.
Con todo eso, y con unas elecciones adelantadas para evitar que llegásemos a tiempo, no han conseguido que cayésemos por debajo de las expectativas. Las elecciones andaluzas demuestran que no somos flor de un día, ni tampoco un partido que venga a ocupar el papel secundario de Izquierda Unida. Es un partido que da respuesta a las preocupaciones de los ciudadanos, preocupaciones que no pueden responder los partidos tradicionales y que en nada han cambiado en los últimos años. Los barómetros del CIS demuestran que los ciudadanos están preocupados por el paro, la corrupción y por la distancia entre la sociedad y los partidos que han venido gobernando en las últimas décadas.
Mientras esas condiciones se mantengan, hay espacio para crecer y para ser fuerza que aspire a gobernar. Para ello, hay varias áreas de trabajo que son centrales. La primera es la información: necesitamos encuestas internas. No sólo para tener información fiable sobre la intención de voto, sin que la cocina de unos y de otros nos lleve a engaño. En las encuestas también es posible incluir preguntas específicas para elegir el discurso que permita llegar mejor al electorado.
Por otra parte, tenemos que definir cuál es nuestro objetivo y qué rivales nos alejan de ese objetivo. La intención de voto que podemos esperar actualmente está entre el 20 y el 25% y no es esperable que de aquí a noviembre haya grandes cambios en ese sentido. Sí que sabemos que esas expectativas de voto no se van a traducir necesariamente en un mayor número de escaños que el de PP y PSOE. Como partido en formación, somos más fuertes en las grandes y medianas ciudades que en las localidades pequeñas y en el ámbito rural, donde el reparto de escaños es más generoso. Es muy posible que una gran parte del voto en muchas provincias no nos aporte un sólo diputado.
Un objetivo de trabajo en el medio plazo debería ser construir el partido en esas regiones para mejorar las expectativas electorales. Pero, ante lo inminente de las elecciones generales, la lucha debería ser el "sorpasso" al PSOE. Conseguir un sólo voto más que Pedro Sánchez es una ventaja no sólo moral. En primer lugar, nos coloca como la primera fuerza de oposición al modelo neoliberal ejecutado por Rajoy al dictado de Alemania. Los millones de ciudadanos que votan al PSOE con una pinza en la nariz sabrán que el voto útil ya no es a la socialdemocracia temerosa de poner en práctica las ideas que dice defender cuando no gobierna. La inercia electoral a partir de ese momento nos llevaría a crecer a costa del PSOE, mientras que si es al revés mucho voto de castigo que actualmente va a parar a Podemos volverá a apoyar a los partidos a los que votaban antes.
El principal escollo a superar para que ese sorpasso se produzca no es el PSOE. A pesar de lo celebrado de los resultados de Andalucía, son malos resultados para el PSOE. En su comunidad más fuerte, sus resultados históricos han oscilado entre el 40% y el 50% de los votos. Incluso en el 94, año en que IU consiguió 20 diputados, estuvieron rozando el 40%. En 2015 se han quedado en un inédito 35%.
Trasladado al ámbito estatal, con resultados del 30% al 40% en la etapa post-Felipe González, sus expectativas reales están cercanas a las nuestras: aspiran a un 25-30% de los votos. Crecemos a la izquierda del PSOE, a costa del propio PSOE y de Izquierda Unida, que está haciendo todo lo que está en su mano para desintegrarse y dejarnos el espacio de la izquierda tradicional a nosotros.
El espacio que aparentemente no nos está trayendo nuevos votantes es el del centro ideológico. Asustados por las referencias constantes a Venezuela y al chavismo y decepcionados por las supuestas acusaciones de corrupción orquestadas por el ministro Montoro contra algunos de nuestros portavoces, los votantes más moderados (en el sentido de menos ideologizados) están engrosando el avance en intención de votos a Ciudadanos, el principal rival a batir para tener opciones de superar al PSOE en noviembre.
¿Qué hacer? Además de seguir trabajando desde abajo, algo que no podemos permitirnos olvidar porque está en nuestro ADN y es el principal punto de ruptura entre lo viejo y lo nuevo, hay que trabajar con la mejor ciencia disponible. Tenemos a analistas políticos de un nivel altísimo en nuestro Consejo Ciudadano que pueden encontrar las claves para llegar a la ciudadanía. En la lucha por el centro con Ciudadanos, ya han empezado a dar algunos pasos. De ignorarles, Pablo Iglesias ha pasado a desacreditar a Ciudadanos como opción de cambio, calificándoles muy acertadamente de "recambio" para los partidos del 78. Es decir, como la pieza nueva que viene a sustituir la que se ha roto, sin cuestionar el funcionamiento de la propia maquinaria.
Más allá de esta discusión por quién es más nuevo y más capaz de transformar la sociedad, es importante enfrentar las ideas de uno y otro partido y especificar a qué intereses sirven. La propuesta de Ciudadanos para dejar sin sanidad a miles de inmigrantes irregulares está a la derecha del PP y no es sólo injusta, también es un riesgo para la sanidad pública que esas personas no reciban tratamientos o que no sean vacunadas.
Sus ideas económicas no han sido sujeto de análisis, por el poco interés de los medios en ello, pero también porque son declaraciones de intenciones fruto de un liberal-buenismo insostenible. ¿Es viable recuperar los servicios públicos bajando los impuestos? ¿cuántos empleos planean crear y cómo? ¿por qué se han convertido en los representantes de la transparencia en política, cuando ellos mismos no son transparentes?
Tampoco está de más recordar los orígenes y prácticas corruptas de algunos de sus miembros. Recientemente han expulsado a uno de sus portavoces en Madrid por comentarios xenófobos hacia los catalanes. ¿Será el único? ¿El problema es que sus juventudes estén dirigidas por un fascista o que se sepa que lo es? ¿De dónde sale su financiación? ¿Cuántos de los afiliados que proceden de la absorción de pequeños partidos locales han participado o apoyado gobiernos municipales corruptos? Quizá los militantes de Podemos deberíamos dejar por un momento de buscar la pureza en la biografía de nuestros propios representantes y empezar a señalar con el dedo a nuestros verdaderos rivales.
Como siempre, los comentarios, críticas e insultos de quienes se tomen la molestia de leer, pensar y contestar son agradecidos y contestados en el tono correspondiente.
submitted by javier-b to podemos [link] [comments]


2015.01.30 01:37 FRIMO1962 Teresa Rodríguez: "El cambio en Andalucía es más urgente que en cualquier otro sitio"

http://i.huffpost.com/gen/2528562/thumbs/n-TERESA-RODRIGUEZ-large570.jpg
La agenda de Teresa Rodríguez (Rota, 1981) es prácticamente irreconocible un año después del nacimiento de Podemos. Esta profesora gaditana ha pasado de dar clases en el instituto a moverse entre Bruselas y Andalucía, compaginando su labor como eurodiputada con su intención de concurrir a las elecciones andaluzas como candidata de la formación liderada por Pablo Iglesias. Una carrera hacia la Junta que se ha anticipado este domingo tras el anuncio de la convocatoria electoral realizada por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.
¿Cree que el adelanto electoral obedece a alguna estrategia del PSOE?
Obedece a la cierta costumbre que ha adquirido el PSOE de Andalucía de instrumentalizar las convocatorias de elecciones para adaptarlas a sus previsiones demoscópicas. No es la primera vez que hay un adelanto electoral relacionado con el momento en el que el partido considera que le va el viento más a favor en las encuestas. En este caso, además, con un mar de fondo de cierta crisis en el PSOE, con una cierta voluntad de Susana Díaz de postularse como líder a nivel estatal, de jugar una doble carta utilizando como plataforma Andalucía para adquirir un cierto protagonismo a nivel nacional.
¿No llega un poco pronto para Podemos?
Quien piense que el adelanto provoca que estemos en peores condiciones para concurrir, se equivoca. Nosotros estamos en nuestro mejor momento: la organización tiene más participación que nunca antes, nos hemos dotado para elegir una candidatura en primarias y los mecanismos están en marcha. En cualquier caso, lo que hemos demostrado es una gran capacidad de hacer las cosas bien y de aprovechar todo el capital simbólico acumulado en estos meses para ponerlo a disposición de la posibilidad de una alternativa. También hay una urgencia social que tiene que ver con la realidad cotidiana de la gente y que, por tanto, un cambio de gobierno en Andalucía es más urgente que en cualquier otro sitio.
¿Se ven capaces de derrocar tres décadas de socialismo en Andalucía?
Somos la única fuerza con capacidad de romper con ese ciclo del 'mal menor'. Una Andalucía que se ha mantenido fuerte frente a la derecha del PP, que lo ha identificado como los representantes políticos de la oligarquía económica y terrateniente en Andalucía y que, de unos años a esta aparte, ha encontrado en el PSOE el 'mal menor'. Nosotros tenemos que salir de esa lógica y ser capaces de ofrecer una alternativa que no pase por rendirse al PP.
"Queremos romper con la idea de que el PSOE es 'el mal menor'"
¿Han hablado con Maíllo (candidato de IU a la Junta) para posibles alianzas?
Nosotros nos hemos planteado desde el principio la necesidad de ofrecer alternativas al gobierno actual de la Junta. A un gobierno que practica políticas ciertamente cobardes, que no ha puesto en práctica el pacto, no sólo firmado entre las fuerzas que forman gobierno, sino con la ciudadanía, y que tenía que ver con hacer una política diferente en Andalucía: no recortar servicios públicos, no despedir trabajadores públicos y no privatizar servicios. Lo que hemos visto durante estos años es que esas líneas rojas han sido ampliamente cruzadas.
¿Creen que debería haberse salido IU del Gobierno precisamente por cruzar esas líneas rojas?
Nosotros lo hicimos expreso desde el inicio e incluso llegamos a invitar a IU a salir de la dinámica de gobernar miseria para entrar en la dinámica de la esperanza, de una alternativa a las políticas de austeridad que nos sumen más en la crisis y hacen cada vez más dolorosa la cotidianidad de los andaluces. Esa ha sido la mano abierta desde el principio. Han tomado sus propias decisiones y han valorado que tenían que permanecer en un gobierno con el PSOE.
Otro que ha tomado sus propias decisiones es Diego Cañamero, que ha dejado IU, ¿contarán con él de cara al futuro?
A nosotros nos encantaría contar con Diego Cañamero por lo que representa de cercanía con las personas que sufren la crisis en Andalucía. También con académicos que llevan tiempo alternativas en políticas públicas, con movimientos sociales que plantean alternativas. En ese marco, Cañamero es un aliado excepcional y esa invitación siempre ha estado sobre la mesa y la relación ha sido siempre buena y cercana. Evidentemente, respetamos los ritmos de la CUT y de Diego.
¿Ganar en Andalucía es clave para ganar el país?
Es la comunidad autónoma con más población y una de las que más ha resistido a plantear al PP como alternativa a un PSOE que no responde a las expectativas. Desde que existe Podemos, al PP le falta todavía más para gobernar en Andalucía, con lo que es un marco favorable. No es motivo de alegría para nosotros, pero en Andalucía, más que en ningún otro sitio, hay más urgencia por el cambio. Somos la comunidad autónoma con más pobres de España, la que tiene mayores tasas de desempleo, la segunda en desigualdad, la primera en desahucios... En Andalucía el cambio es más urgente que en ningún otro sitio.
Susana Díaz dijo que Podemos no se compromete con los pueblos al no presentarse con marca propia en las municipales. Usted en la Asamblea Ciudadana abogó por acudir a las municipales con el nombre Podemos. ¿Tiene razón entonces Susana Díaz?
Yo creo que es una cuestión de valorar la idoneidad de esa convocatoria. Lo que hemos decidido es que vamos a estar presentes sí o sí en los procesos municipales, pero que siendo una fuerza política nacida en enero, ofrecer candidaturas de gran calidad en todos los municipios de España no daba suficientes garantías. Eso no significa que allá donde podamos dar lo mejor de nosotros mismos no vayamos a concurrir a las municipales con iniciativas similares que plantean una metodología participativa similar a la nuestra y programas parecidos a los nuestros. Estaremos en las municipales pero con otra gente, con otras iniciativas con más larga trayectoria y plantaremos cara a la austeridad.
¿Por ejemplo, Ganemos Sevilla?
En Sevilla estamos teniendo la discusión en el marco sevillano y será allí donde tomaremos la decisión de ver cómo concurrimos.
¿Estaría dispuesta a debatir con Susana Díaz?
Sí, por supuesto, claro que sí.
¿Se ve como presidenta de Andalucía?
Tienen que pasar varias cosas para que eso ocurra. Primero, atravesar un proceso que ya es conocido, el de las primarias abiertas, y decidir quién es el mejor candidato o candidata para estas elecciones convocadas con tan poco tiempo. Por otro lado, los andaluces tendrán que ver que somos una alternativa viable para una salida a la política de austeridad y de recorte.
"Estaría dispuesta a debatir con Susana Díaz'"
Es difícil que no salga elegida secretaria general de Podemos Andalucía tras la confluencia con la lista de Claro Que Podemos.
En cualquier caso, son dos procesos que están abiertos y no seré yo quien falte al respeto a esos procesos democráticos de nuestra organización. Sería entrar en contradicción con todo lo que he defendido desde que estoy en Podemos.
¿Cuáles fueron las principales diferencias a limar entre ambas candidaturas?
Los debates que se plantearon tenían que ver con la cuestión razonable, que era mantener el equilibrio entre la eficacia y la cohesión política en un momento de un ciclo electoral intenso y por otro lado la necesidad de potenciar la participación democrática y cotidiana en los círculos de Podemos que habíamos llevado a cabo en estos escasos meses. En ese equilibrio, que es complejo, algunos defendíamos la necesidad de subrayar más el carácter participativo de la iniciativa. Otros defendían que era necesario en esta coyuntura concreta apostar por la cohesión política para tener capacidad de plantear una alternativa de gobierno. En Vistalegre, cuando la inmensa mayoría decidió que lo que tocaba era cohesionarse, todos tomamos nota. Eso no significa que el debate siga teniendo sentido a medio y largo plazo.
Usted es miembro de Izquierda Anticapitalista, que ha decidido dejar de ser partido político, ¿por qué se tomó esa decisión?
Fue un congreso ordinario y la resolución tuvo que ver con dar carta oficial a una realidad que ya estábamos viviendo. De ser una iniciativa muy valiosa pero pequeña y limitada, a aportar todo el patrimonio acumulado en una organización mucho más grande. Nosotros ya en las europeas, cuando decidimos no presentar candidatura propia sino volcar todo nuestro esfuerzo militante en Podemos, lo único que hemos hecho es certificar esa realidad.
En caso de salir elegida como presidenta de Andalucía, ¿qué haría Podemos en Bruselas?
Si eso ocurriera, evidentemente mis responsabilidades en el Parlamento Europeo quedarían en manos de las siguientes personas en la lista. Hay que tener en cuenta que cuando 1,2 millones de personas nos votaron estaban votando a sus ideas, no necesariamente a personas concretas. La tarea realizada en estos meses tendrá su continuidad en la persona que se haga cargo de ese trabajo.
¿Qué sería lo primero que cambiaría en Andalucía de llegar a presidenta?
Hay algunas cosas que son también de urgencia, no sólo en el sentido social, sino también político, la necesidad de una regeneración política. 35 años de gobierno socialista han dejado unas dinámicas y tendencias que tienen que ver con una realidad que los andaluces reconocen, una administración paralela, la subcontratación de servicios a empresas afines, el clientelismo que gira en torno a la gestión de subvenciones a gran escala. Todo esto urge como primer paso una limpieza. Auditar la administración pública, conocer todos sus recursos, la legitimidad de sus licitaciones y concursos, y apostar por una mayor eficiencia en la administración pública andaluza. La segunda medida sería un plan titánico para tratar de recuperar el tiempo perdido en términos de desarrollo económico, sacando a Andalucía de esa situación de dependencia económica en España y en Europa.
¿Tiene límites la cesión de las decisiones a los ciudadanos? Lo pregunto por la polémica que tuvo la líder de Podemos Sevilla con la Semana Santa al plantear que su futuro en la ciudad lo decidirían los sevillanos.
Se debe ceder la toma de decisiones a los ciudadanos siempre y para todo. El tema es que, evidentemente, aquellas cuestiones que deben ser puestas al arbitrio de la ciudadanía, por una cuestión de eficacia y prioridad política, han de ser las que estén puestas en cuestión. La Semana Santa no es un tema que esté puesto en cuestión. Nosotros debemos preservar el respeto a las creencias religiosas de los ciudadanos y la cultura de un pueblo, que tiene que ver con la Semana Santa como expresión artística y cultural de los andaluces. Sin duda, hay que preguntar muchas cosas a la ciudadanía, pero existe un enorme consenso en mantener la Semana Santa y respetarla.
"La Semana Santa no es un tema que esté puesto en cuestión'"
¿Qué espera de la Marcha del Cambio convocada por su formación para el día 31 de enero?
Espero que sea la expresión de la ilusión frente a quienes piensan que Podemos es en sí fruto del cabreo y de la ira, estamos convencidos de que representamos la ilusión y las expectativas por cambiar de muchos españoles. Será un hito en ese sentido. También apostamos por la movilización. Nosotros venimos de ahí, del 15-M, de las plazas. Una sociedad que no se moviliza en situación de crisis y de desesperación social, sería una sociedad sin futuro. Una que está activa y participando, es una sociedad de futuro.
Mucha gente se pregunta el por qué de una marcha así, por qué Podemos organiza una marcha que parece que es de apoyo a Podemos.
La marcha está convocada en torno a la necesidad y la idea del cambio. Hay muchas otras razones que tienen que ver con expresar el hartazgo respecto a la corrupción y la necesidad de políticas económicas diferentes que pongan al ciudadano en el centro. Ahí pueden participar todos, estén inscritos o no en Podemos. Las organizaciones políticas, si se pretenden de cambio, tienen dos vertientes: una que tiene que ver con la gestión institucional y otra que tiene que ver con su carácter sociopolítico y con la cercanía con la gente.
¿Teme que si no acude mucha gente la prueba de fuerza desinfle el aparente tamaño de Podemos?
La intención es escenificar la voluntad de los ciudadanos por cambiar, esa es la intención.
Susana Díaz dijo que venía de una "casta de fontaneros". ¿De dónde viene Teresa Rodríguez?
Teresa Rodríguez viene de una realidad rural y costera gaditana. Mi familia es una familia de pequeños comerciantes. Mis padres tenían una perfumería y ese es mi origen socioeconómico. La realidad de un pueblo mediano, de Rota, en el bajo Guadalquivir, en Cádiz, de una familia de trabajadores, que se levantaba muy temprano y llegaba a casa muy tarde después de echar muchas horas en el pequeño negocio.
¿Fue la realidad que vivió a su alrededor lo que le hizo decidir participar en política?
Tiene que ver con muchas cosas. Es difícil establecer el momento en que a una persona le empiezan a preocupar los problemas hacia los demás. Daniel Bensaid hablaba de la "lealtad hacia los desconocidos". El compromiso político viene de ahí: preocuparte por lo que le pase a otra persona en cualquier parte del mundo. Eso tiene que ver con el cristianismo que me enseñó mi abuela, con una cita de Carlos Cano de mi padre, con los cómics de Mafalda, con las clases de Historia y Filosofía en el instituto. En mi caso no vengo de una familia de militantes y el compromiso político vino de una forma que es difícil de concretar, es la acumulación de muchas cosas.
submitted by FRIMO1962 to PlazaAndalucia [link] [comments]


2015.01.30 01:34 FRIMO1962 Teresa Rodríguez: "El cambio en Andalucía es más urgente que en cualquier otro sitio"

http://i.huffpost.com/gen/2528562/thumbs/n-TERESA-RODRIGUEZ-large570.jpg
La agenda de Teresa Rodríguez (Rota, 1981) es prácticamente irreconocible un año después del nacimiento de Podemos. Esta profesora gaditana ha pasado de dar clases en el instituto a moverse entre Bruselas y Andalucía, compaginando su labor como eurodiputada con su intención de concurrir a las elecciones andaluzas como candidata de la formación liderada por Pablo Iglesias. Una carrera hacia la Junta que se ha anticipado este domingo tras el anuncio de la convocatoria electoral realizada por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.
¿Cree que el adelanto electoral obedece a alguna estrategia del PSOE?
Obedece a la cierta costumbre que ha adquirido el PSOE de Andalucía de instrumentalizar las convocatorias de elecciones para adaptarlas a sus previsiones demoscópicas. No es la primera vez que hay un adelanto electoral relacionado con el momento en el que el partido considera que le va el viento más a favor en las encuestas. En este caso, además, con un mar de fondo de cierta crisis en el PSOE, con una cierta voluntad de Susana Díaz de postularse como líder a nivel estatal, de jugar una doble carta utilizando como plataforma Andalucía para adquirir un cierto protagonismo a nivel nacional.
¿No llega un poco pronto para Podemos?
Quien piense que el adelanto provoca que estemos en peores condiciones para concurrir, se equivoca. Nosotros estamos en nuestro mejor momento: la organización tiene más participación que nunca antes, nos hemos dotado para elegir una candidatura en primarias y los mecanismos están en marcha. En cualquier caso, lo que hemos demostrado es una gran capacidad de hacer las cosas bien y de aprovechar todo el capital simbólico acumulado en estos meses para ponerlo a disposición de la posibilidad de una alternativa. También hay una urgencia social que tiene que ver con la realidad cotidiana de la gente y que, por tanto, un cambio de gobierno en Andalucía es más urgente que en cualquier otro sitio.
¿Se ven capaces de derrocar tres décadas de socialismo en Andalucía?
Somos la única fuerza con capacidad de romper con ese ciclo del 'mal menor'. Una Andalucía que se ha mantenido fuerte frente a la derecha del PP, que lo ha identificado como los representantes políticos de la oligarquía económica y terrateniente en Andalucía y que, de unos años a esta aparte, ha encontrado en el PSOE el 'mal menor'. Nosotros tenemos que salir de esa lógica y ser capaces de ofrecer una alternativa que no pase por rendirse al PP.
"Queremos romper con la idea de que el PSOE es 'el mal menor'" 
¿Han hablado con Maíllo (candidato de IU a la Junta) para posibles alianzas?
Nosotros nos hemos planteado desde el principio la necesidad de ofrecer alternativas al gobierno actual de la Junta. A un gobierno que practica políticas ciertamente cobardes, que no ha puesto en práctica el pacto, no sólo firmado entre las fuerzas que forman gobierno, sino con la ciudadanía, y que tenía que ver con hacer una política diferente en Andalucía: no recortar servicios públicos, no despedir trabajadores públicos y no privatizar servicios. Lo que hemos visto durante estos años es que esas líneas rojas han sido ampliamente cruzadas.
¿Creen que debería haberse salido IU del Gobierno precisamente por cruzar esas líneas rojas?
Nosotros lo hicimos expreso desde el inicio e incluso llegamos a invitar a IU a salir de la dinámica de gobernar miseria para entrar en la dinámica de la esperanza, de una alternativa a las políticas de austeridad que nos sumen más en la crisis y hacen cada vez más dolorosa la cotidianidad de los andaluces. Esa ha sido la mano abierta desde el principio. Han tomado sus propias decisiones y han valorado que tenían que permanecer en un gobierno con el PSOE.
Otro que ha tomado sus propias decisiones es Diego Cañamero, que ha dejado IU, ¿contarán con él de cara al futuro?
A nosotros nos encantaría contar con Diego Cañamero por lo que representa de cercanía con las personas que sufren la crisis en Andalucía. También con académicos que llevan tiempo alternativas en políticas públicas, con movimientos sociales que plantean alternativas. En ese marco, Cañamero es un aliado excepcional y esa invitación siempre ha estado sobre la mesa y la relación ha sido siempre buena y cercana. Evidentemente, respetamos los ritmos de la CUT y de Diego.
¿Ganar en Andalucía es clave para ganar el país?
Es la comunidad autónoma con más población y una de las que más ha resistido a plantear al PP como alternativa a un PSOE que no responde a las expectativas. Desde que existe Podemos, al PP le falta todavía más para gobernar en Andalucía, con lo que es un marco favorable. No es motivo de alegría para nosotros, pero en Andalucía, más que en ningún otro sitio, hay más urgencia por el cambio. Somos la comunidad autónoma con más pobres de España, la que tiene mayores tasas de desempleo, la segunda en desigualdad, la primera en desahucios... En Andalucía el cambio es más urgente que en ningún otro sitio.
Susana Díaz dijo que Podemos no se compromete con los pueblos al no presentarse con marca propia en las municipales. Usted en la Asamblea Ciudadana abogó por acudir a las municipales con el nombre Podemos. ¿Tiene razón entonces Susana Díaz?
Yo creo que es una cuestión de valorar la idoneidad de esa convocatoria. Lo que hemos decidido es que vamos a estar presentes sí o sí en los procesos municipales, pero que siendo una fuerza política nacida en enero, ofrecer candidaturas de gran calidad en todos los municipios de España no daba suficientes garantías. Eso no significa que allá donde podamos dar lo mejor de nosotros mismos no vayamos a concurrir a las municipales con iniciativas similares que plantean una metodología participativa similar a la nuestra y programas parecidos a los nuestros. Estaremos en las municipales pero con otra gente, con otras iniciativas con más larga trayectoria y plantaremos cara a la austeridad.
¿Por ejemplo, Ganemos Sevilla?
En Sevilla estamos teniendo la discusión en el marco sevillano y será allí donde tomaremos la decisión de ver cómo concurrimos.
¿Estaría dispuesta a debatir con Susana Díaz?
Sí, por supuesto, claro que sí.
¿Se ve como presidenta de Andalucía?
Tienen que pasar varias cosas para que eso ocurra. Primero, atravesar un proceso que ya es conocido, el de las primarias abiertas, y decidir quién es el mejor candidato o candidata para estas elecciones convocadas con tan poco tiempo. Por otro lado, los andaluces tendrán que ver que somos una alternativa viable para una salida a la política de austeridad y de recorte.
"Estaría dispuesta a debatir con Susana Díaz'" 
Es difícil que no salga elegida secretaria general de Podemos Andalucía tras la confluencia con la lista de Claro Que Podemos.
En cualquier caso, son dos procesos que están abiertos y no seré yo quien falte al respeto a esos procesos democráticos de nuestra organización. Sería entrar en contradicción con todo lo que he defendido desde que estoy en Podemos.
¿Cuáles fueron las principales diferencias a limar entre ambas candidaturas?
Los debates que se plantearon tenían que ver con la cuestión razonable, que era mantener el equilibrio entre la eficacia y la cohesión política en un momento de un ciclo electoral intenso y por otro lado la necesidad de potenciar la participación democrática y cotidiana en los círculos de Podemos que habíamos llevado a cabo en estos escasos meses. En ese equilibrio, que es complejo, algunos defendíamos la necesidad de subrayar más el carácter participativo de la iniciativa. Otros defendían que era necesario en esta coyuntura concreta apostar por la cohesión política para tener capacidad de plantear una alternativa de gobierno. En Vistalegre, cuando la inmensa mayoría decidió que lo que tocaba era cohesionarse, todos tomamos nota. Eso no significa que el debate siga teniendo sentido a medio y largo plazo.
Usted es miembro de Izquierda Anticapitalista, que ha decidido dejar de ser partido político, ¿por qué se tomó esa decisión?
Fue un congreso ordinario y la resolución tuvo que ver con dar carta oficial a una realidad que ya estábamos viviendo. De ser una iniciativa muy valiosa pero pequeña y limitada, a aportar todo el patrimonio acumulado en una organización mucho más grande. Nosotros ya en las europeas, cuando decidimos no presentar candidatura propia sino volcar todo nuestro esfuerzo militante en Podemos, lo único que hemos hecho es certificar esa realidad.
En caso de salir elegida como presidenta de Andalucía, ¿qué haría Podemos en Bruselas?
Si eso ocurriera, evidentemente mis responsabilidades en el Parlamento Europeo quedarían en manos de las siguientes personas en la lista. Hay que tener en cuenta que cuando 1,2 millones de personas nos votaron estaban votando a sus ideas, no necesariamente a personas concretas. La tarea realizada en estos meses tendrá su continuidad en la persona que se haga cargo de ese trabajo.
¿Qué sería lo primero que cambiaría en Andalucía de llegar a presidenta?
Hay algunas cosas que son también de urgencia, no sólo en el sentido social, sino también político, la necesidad de una regeneración política. 35 años de gobierno socialista han dejado unas dinámicas y tendencias que tienen que ver con una realidad que los andaluces reconocen, una administración paralela, la subcontratación de servicios a empresas afines, el clientelismo que gira en torno a la gestión de subvenciones a gran escala. Todo esto urge como primer paso una limpieza. Auditar la administración pública, conocer todos sus recursos, la legitimidad de sus licitaciones y concursos, y apostar por una mayor eficiencia en la administración pública andaluza. La segunda medida sería un plan titánico para tratar de recuperar el tiempo perdido en términos de desarrollo económico, sacando a Andalucía de esa situación de dependencia económica en España y en Europa.
¿Tiene límites la cesión de las decisiones a los ciudadanos? Lo pregunto por la polémica que tuvo la líder de Podemos Sevilla con la Semana Santa al plantear que su futuro en la ciudad lo decidirían los sevillanos.
Se debe ceder la toma de decisiones a los ciudadanos siempre y para todo. El tema es que, evidentemente, aquellas cuestiones que deben ser puestas al arbitrio de la ciudadanía, por una cuestión de eficacia y prioridad política, han de ser las que estén puestas en cuestión. La Semana Santa no es un tema que esté puesto en cuestión. Nosotros debemos preservar el respeto a las creencias religiosas de los ciudadanos y la cultura de un pueblo, que tiene que ver con la Semana Santa como expresión artística y cultural de los andaluces. Sin duda, hay que preguntar muchas cosas a la ciudadanía, pero existe un enorme consenso en mantener la Semana Santa y respetarla.
"La Semana Santa no es un tema que esté puesto en cuestión'" 
¿Qué espera de la Marcha del Cambio convocada por su formación para el día 31 de enero?
Espero que sea la expresión de la ilusión frente a quienes piensan que Podemos es en sí fruto del cabreo y de la ira, estamos convencidos de que representamos la ilusión y las expectativas por cambiar de muchos españoles. Será un hito en ese sentido. También apostamos por la movilización. Nosotros venimos de ahí, del 15-M, de las plazas. Una sociedad que no se moviliza en situación de crisis y de desesperación social, sería una sociedad sin futuro. Una que está activa y participando, es una sociedad de futuro.
Mucha gente se pregunta el por qué de una marcha así, por qué Podemos organiza una marcha que parece que es de apoyo a Podemos.
La marcha está convocada en torno a la necesidad y la idea del cambio. Hay muchas otras razones que tienen que ver con expresar el hartazgo respecto a la corrupción y la necesidad de políticas económicas diferentes que pongan al ciudadano en el centro. Ahí pueden participar todos, estén inscritos o no en Podemos. Las organizaciones políticas, si se pretenden de cambio, tienen dos vertientes: una que tiene que ver con la gestión institucional y otra que tiene que ver con su carácter sociopolítico y con la cercanía con la gente.
¿Teme que si no acude mucha gente la prueba de fuerza desinfle el aparente tamaño de Podemos?
La intención es escenificar la voluntad de los ciudadanos por cambiar, esa es la intención.
Susana Díaz dijo que venía de una "casta de fontaneros". ¿De dónde viene Teresa Rodríguez?
Teresa Rodríguez viene de una realidad rural y costera gaditana. Mi familia es una familia de pequeños comerciantes. Mis padres tenían una perfumería y ese es mi origen socioeconómico. La realidad de un pueblo mediano, de Rota, en el bajo Guadalquivir, en Cádiz, de una familia de trabajadores, que se levantaba muy temprano y llegaba a casa muy tarde después de echar muchas horas en el pequeño negocio.
¿Fue la realidad que vivió a su alrededor lo que le hizo decidir participar en política?
Tiene que ver con muchas cosas. Es difícil establecer el momento en que a una persona le empiezan a preocupar los problemas hacia los demás. Daniel Bensaid hablaba de la "lealtad hacia los desconocidos". El compromiso político viene de ahí: preocuparte por lo que le pase a otra persona en cualquier parte del mundo. Eso tiene que ver con el cristianismo que me enseñó mi abuela, con una cita de Carlos Cano de mi padre, con los cómics de Mafalda, con las clases de Historia y Filosofía en el instituto. En mi caso no vengo de una familia de militantes y el compromiso político vino de una forma que es difícil de concretar, es la acumulación de muchas cosas.
submitted by FRIMO1962 to podemos [link] [comments]


2014.09.04 21:59 10parrales Comentarios al pre-borrador de Ponencia Política de PODEMOS (2ª parte)

Se puede leer la 1ª parte aquí: http://redd.it/2fg189
¿Quiénes son “los sectores dominantes”?
El documento, para referirse a nuestros enemigos los denomina “los de arriba” o “los sectores o élites dominantes”. Pero creo que debemos ser más explícitos ¿Quiénes son “los de arriba” y “los sectores dominantes”? ¿Qué aspecto tienen? ¿Qué los hace estar “arriba” y ser “dominantes”?
Creo que debemos identificar a “los de arriba” como a la clase social dominante, que son los propietarios de las principales palancas y sectores estratégicos de la economía que dominan al conjunto de la sociedad: la gran industria, la banca, las grandes redes de transporte y de telecomunicaciones, los grandes centros comerciales, y los latifundios. Son los grandes empresarios o burgueses, en la terminología marxista. Los “políticos” de la derecha y de la socialdemocracia (PSOE) no son más que agentes a sueldo de aquéllos, y tienen en su bolsillo a los principales medios de comunicación (El País, La Razón, El Mundo, La Sexta, etc. y sus periodistas “estrella”). Y el aparato del Estado (fuerzas policiales, judiciales, altos funcionarios y diplomáticos, Monarquía) está destinado a salvaguardar los intereses de la clase dominante. No por casualidad, los jueces y los altos jefes militares y policiales se reclutan, casi sin excepción, de la clase dominante.
Si estamos de acuerdo con que éstos son “los de arriba” y “los sectores o élites dominantes”, creemos que sería más fácil para su identificación general llamarlos, además, por su verdadero nombre. Y coincidiría con la experiencia práctica que tienen millones de trabajadores y sectores amplios de las capas medias empobrecidas, sobre quiénes son sus enemigos y los responsables de quienes les hacen sufrir y padecer.
La “ruptura” del Pacto Constitucional de 1978
Hay otro aspecto que me parece importante señalar. En un par de ocasiones se hace referencia a que el problema de la crisis de régimen en el Estado español se debe a que “los sectores dominantes” rompieron el pacto constitucional de 1978, dejando de cumplir los “aspectos progresistas” de la Constitución de 1978. Así, se dice:
“Todo esto ha sucedido mientras los sectores dominantes desplegaban una amplia y profunda ofensiva sobre el pacto social y político de 1978. Esta ofensiva deconstituyente busca dejar sin sentido o sin vigencia las partes más progresistas del acuerdo constitucional, marchar sobre los contrapesos populares o democráticos en los equilibrios del Estado y abrir una redistribución regresiva del poder y la renta, aún más en favor de la minoría dominante. Seguramente la disyuntiva política estratégica hoy está entre restauración oligárquica o apertura democrático-plebeya, posiblemente en un sentido constituyente.”
Esto lleva a plantear la polémica, en la que el documento no entra, de qué fue el Pacto Constitucional de 1978 y de si estuvo justificado o no firmarlo. En realidad, la Constitución de 1978 fue la culminación de la transacción que acordaron los dirigentes oficiales de la izquierda y del movimiento obrero en aquel entonces (PCE y PSOE, CCOO y UGT) con los sucesores del franquismo. De lo que se trataba era de conseguir algunas reformas democráticas del viejo régimen franquista – que realmente ya habían sido conquistadas en la práctica por la clase trabajadora y la juventud con su lucha heroica en la calle, en las fábricas y en las cárceles – a cambio de frenar y abortar la lucha revolucionaria de los trabajadores y sectores populares explotados contra el franquismo, que llegó a su punto culminante en los años 76-77. Por esa razón, el resultado de la “Transición”, fue un reflujo político y una sensación de derrota y traición en las capas más militantes de la clase obrera, de la juventud y de la clase media, que duró años y años.
Por otro lado, cuando se habla de la ofensiva de estos años de la clase dominante contra la clase trabajadora y demás sectores populares explotados y desfavorecidos, hay que situarlo en el contexto de que atravesamos la mayor crisis de la economía capitalista de la historia, en Europa y en el Estado español. El gran capital español necesita desmantelar las viejas conquistas sociales que considera imposibles de costear para competir en mejores condiciones frente al capital extranjero, y trata de amputar algunos derechos democráticos de la población para tratar de frenar la protesta social subsiguiente. La crisis del régimen de 1978 no se produce, entonces, por el supuesto incumplimiento de un pacto social expresado en la Constitución de 1978, sino por la imposibilidad material del sistema capitalista español de mantener las conquistas sociales alcanzadas en el contexto actual de crisis capitalista insoluble. Por esa razón, es imposible encontrar una salida “democrático-plebeya en un sentido constituyente” a la crisis social y económica sin superar el sistema económico capitalista, como explicamos al principio.
No hay sitio para el pesimismo
Cualquiera puede ver que las perspectivas que se le abren a PODEMOS son muy favorables. El pánico y miedo de la clase dominante es patente, como lo demuestra la cantidad de insultos y calumnias que deben soportar diariamente PODEMOS y sus principales referentes en los medios de comunicación de la oligarquía.
Sin embargo, casi al final, el documento deja deslizar un análisis teñido de cierto pesimismo o conservadurismo que no comparto. Aunque la cita es un poco larga, merece la pena reproducirla:
“Por tanto, los análisis excesivamente optimistas con respecto a la crisis orgánica del régimen de 1978 deben ser compensados al menos con dos aseveraciones: 1) Esta crisis se produce en el marco de un Estado del Norte, integrado en la Unión Europea y la OTAN, que no ha visto mermada su capacidad de ordenar el territorio y monopolizar la violencia; de ordenar los comportamientos y producir certeza y hábitos; que no vive importantes fisuras en sus aparatos y que no parece que vaya a sucumbir por acometidas de movilización social más o menos disruptiva. Esto imposibilita tanto las hipótesis insurreccionales como las de construcción de contrapoderes “por fuera” de la estatalidad. 2) La crisis política puede tener mucha menor duración que la económica: no tenemos todo el tiempo del mundo. Una buena parte de la contestación social hoy existente deriva de una “crisis de expectativas” que ya no se repetirá para las siguientes generaciones, sobre las que hace mella el efecto domesticador del miedo y el empobrecimiento, con una exclusión social que ya amenaza a un tercio de la población y que podría estabilizarse en esos umbrales. Al mismo tiempo, el exilio y la destrucción de los nichos sociales y profesionales de los que se nutre la contestación (tercer sector y ONGs, universidad, funcionariado, sindicalismo,etc.) es un torpedo contra la línea de flotación material de la militancia de la izquierda. Tras una serie de ajustes que sean además vividos como una victoria política de alto contenido simbólico sobre las clases subalternas, la oligarquía puede estabilizar un país ya disciplinado que asuma como normal el empobrecimiento y exclusión de amplias capas sociales y determinados estrechamientos en las posibilidades democráticas. Los ejemplos estadounidense e inglés tras Margaret Thatcher nos tienen que servir de alerta: el neoliberalismo destruye pero, sobre la derrota de las clases populares, también construye nuevos órdenes y acuerdos. Si la crisis económica parece que tendrá un largo recorrido, la ventana de oportunidad abierta puede cerrarse mucho antes si se consuma la ofensiva oligárquica con un cierto reposicionamiento subordinado de un PSOE algo oxigenado y si las élites proceden a una restauración por arriba que asuma la parte más inofensiva de las demandas ciudadanas que hoy no tienen cabida en el orden de 1978 y el rol semicolonial en la Unión Europea”.
Todo el protagonismo del cambio social que hemos visto en el Estado español en estos años ha sido fruto exclusivo de la movilización social en la calle y, ahora, en las urnas. La perspectiva de cualquier proceso de cambio social tendría perspectivas muy sombrías si, indefectiblemente, estuviera condenado a ser aplastado o contenido por la represión del Estado.
La realidad es que, tanto en el Estado español, como en los demás países de Europa y más allá, el principal instrumento que tienen las clases dominantes para contener las ansias de transformación social de “los de abajo” no son la policía ni el ejército, sino los dirigentes de la socialdemocracia y de los sindicatos. Si estos últimos mostraran la misma energía, dinamismo y voluntad de lucha que han demostrado los trabajadores, los jóvenes, los desempleados y jubilados, las clases medias empobrecidas, etc. – la amplia mayoría de la sociedad – el sistema y quienes lo apoyan quedarían completamente aislados y flotando en el aire.
Toda la experiencia histórica ha demostrado suficientemente que ante una revolución social profunda, el aparato del Estado es impotente y tiende a desmoronarse, arrastrando a sus escalafones más bajos al lado del pueblo. Más aún en Europa, donde la enorme solidaridad y simpatía que existe entre los pueblos y clases trabajadoras de España, Portugal, Italia, Grecia, Francia, y sí, Alemania también, no sólo haría imposible la intervención militar extranjera en cualquiera de estos países, sino que bastaría un solo proceso revolucionario exitoso en un país para que se trasladara inmediatamente a los países vecinos, como un reguero de pólvora. Tal es la poderosa correlación de fuerzas que existe para una verdadera revolución social en nuestra época.
Por otro lado, deberíamos insistir en que en estos años hemos visto las movilizaciones de masas más importantes de la historia reciente del Estado español y en varios países de Europa, como Grecia o Portugal. Si no ha sido posible revertir los ataques y planes de austeridad hasta ahora no ha sido por falta de conciencia ni de luchas, sino por el obstáculo que han ejercido las viejas direcciones del movimiento obrero y de la izquierda integrada al régimen, que han aceptado como inevitables la preeminencia de los intereses de los grandes empresarios y banqueros, y de los ricos, dejando a los trabajadores y demás sectores populares sin dirección ni alternativas. Y, pese a todo, un estallido social está presente en la situación de todos los países del sur de Europa. Y la emergencia de PODEMOS, de Syriza, etc. muestra que el pueblo está buscando una salida política al viejo régimen.
Tampoco coincido en que haya una perspectiva, a corto o medio plazo, de estabilización social o política. La crisis es demasiado profunda, en el Estado español y a nivel internacional. Los trabajadores y sus familias nos veremos obligados a luchar para mantener nuestras condiciones de vida. La crisis de sobreproducción de mercancías sigue presente, las inversiones siguen deprimidas, el mercado no crece, los ingresos de las familias siguen reduciéndose o están estancados, las deudas públicas – y por tanto los ajustes del gasto público – siguen creciendo. En este contexto, es imposible esperar un crecimiento significativo de la economía española e internacional, salvo períodos de crecimiento raquíticos como el actual al que seguirán nuevas y profundas crisis.
En esta situación, puede haber períodos de apatía temporal por falta de alternativas, pero serán seguidos de estallidos y convulsiones. La única manera en que el bipartidismo podría conseguir una recuperación sostenible sería con el desarrollo de un auge económico de cierta importancia, pero eso está descartado por las razones señaladas antes.
La perspectiva no es, por tanto, de un reforzamiento del PSOE ni del PP, sino de un giro a la izquierda y de una mayor radicalización de la sociedad, como estamos viendo. El mayor desafío es ofrecer una perspectiva optimista y de gobierno a favor de la mayoría que sufre y padece la crisis. Por eso, el eje de la acción política de PODEMOS debería ser avanzar firmemente a políticas de frente único con sectores políticos afines a su base social (como las plataformas municipales Ganemos/Guanyem, Izquierda Unida, movimientos sociales, etc.) y avanzar un programa de demandas que dé soluciones efectivas, poniendo la economía al servicio y bajo el control del pueblo trabajador.
(continuará 3ª parte)
Paraleer la 1ª parte: http://redd.it/2fg189
submitted by 10parrales to podemos [link] [comments]


2014.08.14 16:32 edgarwastaken Alguien sabra que tan puntuales son la gente de Claro para la instalcion de servicios

Esta semana contrate los servicios de internete cable y telefono de ellos y me dijieron que el dia domingo llegarian a hacer la instalacion. Entonces queria saber si alguien sabe si tener expectativas altas para eso o mejo0r me hago a la idea de reprogramacion de cita.
submitted by edgarwastaken to guatemala [link] [comments]


Expectativas de los clientes y calidad del servicio - YouTube Conoce el servicio de Cita Previa - YouTube ¿Qué es experiencia de clientes? 39 Citas Frases Celebres para ser Feliz en la Atención al Cliente y tener Éxito ¡STORYTIME! ¡LAS PEORES CITAS DE MI VIDA! - YouTube Las escorts de $1000

Grandes Expectativas Servicio De Citas Oficina Corporativa ...

  1. Expectativas de los clientes y calidad del servicio - YouTube
  2. Conoce el servicio de Cita Previa - YouTube
  3. ¿Qué es experiencia de clientes?
  4. 39 Citas Frases Celebres para ser Feliz en la Atención al Cliente y tener Éxito
  5. ¡STORYTIME! ¡LAS PEORES CITAS DE MI VIDA! - YouTube
  6. Las escorts de $1000

La “experiencia de cliente” es la integración de estas sensaciones, juicios y emociones, cuya valoración depende también de otros aspectos, tales como las expectativas previas del cliente y ... ¡hoy les cuento cuales fueron las peores citas de mi vida! storytime! esto te interesa! desaparece bolsas bajo los ojos! https://youtu.be/uerfw-rcwce mis pup... Casa de Citas 'Chicas Y Chicas' Villahermosa Tabasco (Av. Gregorio Méndez # 3902 Col. Tamulte) - Duration: 0:38. Vida Nocturna Villahermosa Tabasco Recommended for you 0:38 39 Citas Frases Celebres para ser Feliz en la Atención al Cliente y tener Éxito Empresarial: Cuando el cliente va primero, el cliente durará. Robert Half ¿Po... Descubre como funciona y las características del servicio de Cita Previa del Ayuntamiento de Madrid, a través del cual pueden realizarse diversas gestiones. ... La calidad del servicio es una función de las expectativas que mantienen los clientes con la empresa y la percepción del servicio recibido. Hablo de percepci...